Lula Da Silva anunció nuevas medidas contra la crisis y un crédito millonario

El gobierno de Brasil que encabeza Luiz Inácio Lula da Silva acaba de anunciar un nuevo paquete de medidas de estímulo a la economía en general para superar definitivamente la crisis económica global, entre las cuales figuran una serie de importantes incentivos a los sectores de petróleo y energía eólica.

También se dio a conocer una nueva y millonaria línea de créditos oficiales para todo el sector productivo.

Todas estas medidas, con las que la República Federativa de Brasil espera reforzar la recuperación ya adelantada para el 2.010, fueron anunciadas hace pocos días por el ministro de hacienda Guido Mantega durante la última reunión del Consejo de Desarrollo Económico y Social, que encabezó el propio presidente.

La mayoría de las medidas tienen carácter de exenciones fiscales y reducciones de impuestos a diversos sectores, como este que le tocó al sector automotriz, que terminó el año con récord de ventas, y otros también beneficiados como el de electrodomésticos y la construcción.

También se encuentran entre el paquete de medidas anunciadas aquellas en las que Mantega destacó que el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES), de capitales 100% estatales, va a abrir una línea de créditos por casi 46.500 millones de dólares para que el próximo año se puedan ofrecer créditos a largo plazo y en condiciones más que favorables a empresas que no pertenezcan al ámbito financiero.

Los sectores más beneficiados serán los de bienes de capital, y los relacionados a la producción de energía en todas sus formas.
También se decidió reducir a cero algunos impuestos a refinerías, plantas de fertilizantes y empresas de generación de energía eólica, sobre todo en municipios de las regiones, norte, nordeste y centro-oeste de Brasil, que son las menos industrializadas.

Las reducciones de impuestos serán el año próximo del orden de los 900 millones de dólares, pero se espera que esa cifra se vea ampliamente superada por la mayor producción de las áreas beneficiadas.

Brasil ya creció a un ritmo anualizado del 8% en el tercer trimestre, y el gobierno espera que éste sea sólo el piso para el crecimiento en los futuros trimestres de la economía de la primera potencia de Latinoamérica.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies