Contra todos los pronósticos, la economía de Bolivia creció más del 3% en el tercer trimestre del 2.009

Durante el período julio/setiembre de este año 2.009 signado para siempre por la crisis económica global, el crecimiento económico de Bolivia fue del 3,24%, y el gobierno encabezado por el cada vez más popular Evo Morales proyecta para el año próximo una tasa de crecimiento que rondará el 6% anual.

La directora del Instituto Nacional de Estadísticas de Bolivia, Martha Oviedo, afirmó que el gran repunte del PIB boliviano en el tercer trimestre de este año se debe principalmente a la subida de actividades como la industria manufacturera y el sector agropecuario boliviano en todas sus manifestaciones.

Las actividades económicas que más crecieron en este trimestre fueron la minería, que es posiblemente la principal actividad industrial boliviana y que creció casi un 11%, la construcción con prácticamente el 9%, y el transporte y almacenamiento con un 7%.

El único sector del espectro económico boliviano que experimentó un retroceso fue el del petróleo y gas natural, que tuvieron una contracción del 12,8%, y esto se debe a la caída de la demanda brasileña de gas boliviano y al descenso de los precios internacionales del crudo en la primera parte del año, que todavía repercute en los números de la balanza comercial de Bolivia.

El ministro de Planificación y Desarrollo, Noel Aguirre, declaró en un tono casi eufórico que la economía boliviana está creciendo a un ritmo “que supera las expectativas más optimistas del gobierno en los últimos meses”, aunque admitió que la performance del PIB podría haber sido mucho mejor si los hidrocarburos no hubieran sufrido el retroceso que mencionamos antes.

Tanto la administración de Evo Morales como la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos ya comenzaron a diseñar planes alternativos para suplir la falta de ingresos del sector de hidrocarburos, lo que de conseguirse podría elevar el PIB boliviano aún por encima del 6% estimado para el 2.010.

Pero esto no dependerá sólo de la capacidad de producción de Bolivia, sino también de la evolución del mercado externo mundial de hidrocarburos y de cómo se desarrolle la demanda de los países tradicionalmente compradores de petróleo y gas bolivianos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies