En el 2.009 Colombia crecerá un 0,3% con la inflación más baja en medio siglo

Cuando el año en curso, que fue el ojo de la tormenta de la crisis económica global está por terminar, las autoridades de la CEPAL ya anunciaron que Colombia resistió los embates de la crisis con una estimación de crecimiento de su PIB casi confirmada del 0,3% para este año y una inflación anual del 3%, que resultó ser la más baja en los últimos cincuenta años.

Para el año entrante, el balance preliminar de las economías de Latinoamérica que realiza anualmente la CEPAL indica que my posiblemente Colombia registre un crecimiento de no menos del 2,5%, impulsado sobre todo por un fuerte repunte en el consumo privado.

Durante el primer semestre del 2.009 el PIB colombiano cayó un 0,5% con respecto a igual período del 2.008, debido principalmente a la caída de la actividad en la industria manufacturera, el comercio y el sector agropecuario.

El impulso a las obras públicas reactivaron el sector de la construcción, por lo cual la situación mejoró hacia el mes de mayo, aunque luego se produjo una nueva caída de la actividad en setiembre y octubre.

El PIB cayó el 1,1% en cuanto a los ingresos tributarios y entonces la meta original de déficit prevista por el gobierno no pudo cumplirse, y el déficit público llegó al 4% del PIB colombiano.

La inflación, que en el 2.008 había alcanzado el 7,7% se redujo al 2,7% interanual para el mes de octubre. La tasa de parados subió pero menos de lo esperado, pasando del 11,3 al 11,8% entre octubre del 2.008 y setiembre del 2.009.

El salario medio real aumentó hasta llegar al 0,8% frente a la tasa negativa del 1,9% que había experimentado hacia fines del 2.008, cuando la crisis global hacía estragos en el empleo de casi todo el continente latinoamericano.

En el aspecto exterior la situación se vio algo afectada, aunque no demasiado, por la caída generalizada de la demanda mundial y las restricciones comerciales que le impuso a Colombia su vecina Venezuela.

Lo que sí fue un problema no menor fue la reducción de las remesas que llegan a Colombia de los colombianos en el exterior, las que sumadas a un déficit de la balanza comercial colombiana de aproximadamente 2.400 millones de dólares, complicaron en parte la marcha de la economía nacional, que sin embargo espera terminar el año con una muy leve pero significativa subida del PIB.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies