Ahora Brasil espera cerrar el 2.009 con una contracción del PIB del 0,26%

Evidentemente, no importa qué tan bien se haya comportado la economía de un país durante la fase más dura de esta crisis económica global, lo cierto es que las predicciones no se cumplen sino en un porcentaje muy pequeño de casos.

Los economistas de los Bancos de Brasil, que hasta hace apenas una semana pronosticaban que la economía brasileña iba a terminar este 2.009 con un crecimiento de poco más del 0,2%, ahora aseguran que el PIB de su país concluirá este año con una contracción de alrededor del 0,26%, según una encuesta del Banco Central Do Brasil entre los principales banqueros del país.

En esta misma encuesta, y consultados los banqueros acerca del presunto comportamiento de la economía brasileña en el curso del 2.010, prácticamente todos coincidieron en señalar las altas posibilidades de una expansión de la economía durante el año entrante, y los que se atrevieron a dar pronósticos numéricos ubican ese crecimiento del PIB en promedio en el orden del 5% anual.

El cambio de opinión de los economistas brasileños sobre el comportamiento el PIB se produjo después de que las autoridades gubernamentales, representadas en este caso por el ministro de hacienda Guido Mantega, divulgaran que la economía creció apenas un 1,3% en el tercer trimestre de este año frente al segundo trimestre, lo que marca una fuerte desaceleración en el crecimiento y está muy por debajo de los resultados esperados por los mercados y hasta por Mantega, que esperaba al menos una subida en el PIB del 2% medido frente al trimestre anterior.

Estos resultados del tercer trimestre decepcionaron tanto a las autoridades como a los economistas y al pueblo todo, y obligaron a cambiar rápidamente las previsiones de crecimiento que se calculaban para todo el 2.009.

Los industriales también revisaron sus cálculos, y lo que hasta hace no más de diez días eran cifras de reducción de la producción anual de 7,65% ahora pasaron a 7,73%, y las perspectivas de crecimiento para el año próximo subieron del 6,85% original hasta el 7,0%.

La inflación en Brasil parece ahora que este año se ubicará en torno al 4,31%, mientras que para el 2.010 puede llegar al 4,50%.

Para el IBGE, el PIB brasileño está creciendo a un ritmo del 5,1% anual, casi 3% menos de lo estimado por el gobierno hace unos meses.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies