La línea aérea Air Comet sigue con graves problemas. Ahora concurso de acreedores

Por estas horas Air Comet está presentando un ERE que va a afectar a más de 600 trabajadores (exactamente 640) de su plantilla, y simultáneamente está efectuando los trámites para presentar un concurso voluntario de acreedores.

De esta manera piensa afrontar la deuda que se deriva del embargo de su flota, que se estima en unos 14 millones de euros, de acuerdo a lo informado por fuentes sindicales.

Desde comienzos de la crisis económica global, Air Comet ha sido sin dudas una de las compañías que más inconvenientes tuvo para poder seguir operando en forma relativamente normal, las cosas se complicaron con el correr de los meses y ahora la situación ya llegó a un punto límite de difícil retorno.

Se dictó una orden de embargo sobre los 13 aviones de la compañía que es propiedad de la empresa Astra con base en Irlanda y también del grupo Marsans, bajo el control de Gerardo Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual.

Air Comet no hizo frente a sus obligaciones crediticias con el Banco alemán Nord Bank, y es por esto que el Banco presentó una demanda judicial.

El Sábado pasado, ante la imposibilidad de la aerolínea no sólo de operar sino incluso de hacer frente al pago del carburante, se detuvo la venta de pasajes para vuelos de la compañía.

Los dos comités de huelga que se habían formado, integrados por representantes del sector de Estructura y Vuelos y de Handling, solicitaron reunirse con urgencia con los máximos directivos, con el fin de solicitarles las garantías que consideran indispensables para asegurarse el cobro de las nóminas atrasadas, que en algunos casos llega a medio año.

Por el momento, los trabajadores sólo pudieron constatar el cobro de unos pocos pagarés.

A pesar de todo, fuentes oficiales de la compañía, que se dignaron reconocer una cierta “inquietud” que pudiera existir entre los 640 trabajadores de la empresa, intentaron explicar que algunos de los talones necesitan de 24 horas adicionales para hacerse efectivos, de allí los inconvenientes surgidos.

Díaz Ferrán y Pascual se comprometieron una vez más a abonar todos los salarios atrasados, que como ya dijimos llegan a atrasos de hasta seis meses, en dos veces, los días 21 (que ya pasó) y 30 de este mes de diciembre.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies