Cristina Fernández con problemas por su sueldo y augurando un 2.010 “muy bueno”

La presidenta de la República Argentina, Cristina Fernández, se vio casi “obligada” a hacer conocer públicamente su recibo de sueldo, el que asciende a unos 4.300 dólares mensuales, luego de varios días de polémica con los partidos opositores por el supuesto ocultamiento de su parte del origen y la cantidad de bienes patrimoniales que tiene la pareja presidencial, es decir la presidente y su esposo el ex presidente Néstor Kirchner.

Fernández consideró que el año 2.009 termina para su país “muchísimo mejor que como lo empezó”, haciendo una clara alusión a la crisis económica global, y dijo estar segura que el año próximo va a ser todavía mucho mejor que el actual.

La presidenta argentina brindó con los periodistas acreditados en la sala de prensa de la Casa de Gobierno ubicada en la ciudad de Buenos Aires, y aprovechó esta ocasión para mostrar a la prensa el recibo de los haberes que percibe como primera mandataria del país, saliendo así al cruce de muchas versiones que habían circulado desde hace varios días sobre un supuesto enriquecimiento ilícito de la “pareja presidencial”.

También admitió Cristina Fernández que su esposo, el ahora Diputado Néstor Kirchner, percibe un ingreso todavía superior al suyo en su nuevo rol de legislador y por una pensión vitalicia como ex presidente.

Para la mandataria “es tonto suponer que se está ocultando información patrimonial”, a la vez que se jactó de que su declaración de bienes figura como todos los años en Internet, y dice estar segura de que pocos funcionarios hacen públicos sus bienes de una forma tan detallada como lo hace ella.

El Juez Federal Norberto Oyarbide sobreseyó a principios de esta semana al matrimonio Kirchner en una causa en la que se lo investigaba por presunto enriquecimiento ilícito, después de recibir los informes de los peritos designados por la Corte Suprema de Justicia, en los que asegura no haber encontrado “ninguna irregularidad”.

El matrimonio Kirchner es propietario de inmensas parcelas de tierra en el sur argentino y de numerosas propiedades, que según ellos fueron adquiridas en los muchos años en los que ambos ejercieron la abogacía previos a su incursión en política y su posterior cargo de presidente, el que ejercieron en forma consecutiva.

El matrimonio fue investigado por una denuncia que decía que su patrimonio había aumentado un 158% entre el 2.008 y el 2.009, pero la justicia determinó que ese aumento fue producto de transacciones comerciales “que nada tienen que ver con las funciones que ambos desempeñan”, y que fueron llevados adelante por los hijos de la pareja, según consta en numerosos documentos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies