La banca europea no responde a la devolución de ayudas públicas como la estadounidense

Después de que los distintos gobiernos ayudasen con inmensas cantidades de dinero a los Bancos de buena parte del mundo para que pudieran salir de la difícil situación que originó la crisis económica global, la banca mundial no está reaccionando de la misma forma para la devolución de estas ayudas.

Las entidades bancarias de los Estados Unidos están devolviendo las ayudas gubernamentales lo más rápido posible para librarse del lastre que suponen las restricciones del gobierno y poder volver a operar libremente para ganar todo el dinero que sus estructuras les permitan.

Mientras tanto en Europa, que presenta una situación económica general más deteriorada, buena parte de las entidades no tiene más opción que seguir operando en las presentes condiciones, mientras la devolución del dinero que les ha sido prestado no se haga efectiva.

El comportamiento de los bancos de la Eurozona es bastante dispar: el holandés ING devolvió el 54% de las ayudas recibidas, mientras los Bancos franceses ya han devuelto el 64% del dinero que recibieron de la administración de Nicolas Sarkozy. En España, por el momento la ayuda pública no fue utilizada y los Bancos se manejaron con el fondo de garantía de las cajas.

Ahora el gran interrogante es: ¿ la banca estadounidense está saneada o los Bancos están dispuestos a cualquier sacrificio para evitar las restricciones y poder volver a sus apuestas financieras?

Está claro que Europa y América funcionan a ritmos distintos. Los ejecutivos de los Bancos de los Estados Unidos no están dispuestos a seguir sufriendo recortes en sus salarios y por eso devuelven el dinero recibido a gran velocidad. En Europa las restricciones salariales no están tan claras, son más difusas y por eso no preocupan tanto a los banqueros.

Vicente Cuñat, del departamento financiero de la London School of Economics, afirma que el ciudadano común europeo ayudó a los Bancos a salir del difícil trance que están atravesando sin recibir ningún beneficio a cambio.

Los Bancos que más rápidamente se reposicionen en los mercados serán los que obtengan mayores beneficios, por esa causa es que en los Estados Unidos se ha desatado esta loca carrera por ponerse al día con las deudas y quedar libres para volver a operar a su antojo.

En Europa la ficha parece que todavía no cayó y los Bancos siguen navegando en un mar de incertidumbres y dudas, lo que no les ayuda a retomar posiciones de privilegio.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies