Moody’s cree que Latinoamérica ya dejó atrás la recesión y vuelve al crecimiento

La agencia calificadora de riesgos Moody’s aseguró a través de su presidente John Rutherfurd que Latinoamérica ya dejó atrás la recesión y retornó al camino del crecimiento.

Este auspicioso hecho sucedió en el tercer trimestre del 2.009 y fue posible gracias a un mejor posicionamiento macroecónomico y a la fortaleza que durante la crisis económica global mostraron y siguen mostrando los mercados internos.

Rutherfurd hizo estas afirmaciones en un informe dado a conocer en Nueva York acerca de las perspectivas de crecimiento de América Latina, en el que afirma también que el Producto Interno Bruto (PIB) promedio de toda la región crecerá alrededor de un 4% en el curso del próximo año.

El equipo directivo de Moody’s afirmó que la recesión en la que se vio envuelta la región durante el 2.009 fue “corta y ligera”, y que después de salir de ella de una forma relativamente sencilla, Latinoamérica se ha convertido probablemente en la zona del mundo que va a liderar la recuperación a nivel global.

La recuperación está específicamente liderada por los países de Sudamérica más que por los de la zona del Caribe, ya que sus economías están más diversificadas para poder competir ventajosamente en el comercio internacional, a lo que hay que agregarle que llevaron a cabo medidas más agresivas para combatir la crisis y estimular el movimiento de los mercados, tanto internos como internacionales.

En este punto Rutherfurd se refirió específicamente a Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, México, Perú, Uruguay y Venezuela, países que en conjunto representan el 80% del PIB de toda la región latinoamericana.

Para Moody’s, entre los factores que explican la fuerte resistencia de América Latina a los efectos negativos de la crisis y su tendencia a una rápida recuperación es “la mayor solidez de los fundamentos macroeconómicos de la zona con respecto a crisis pasadas, en especial en lo concerniente a la corrección de los desequilibrios principales que se iban produciendo con el correr de la crisis”.

También destaca que Latinoamérica pudo aprender de los desaciertos del pasado, y de esta manera tomó medidas preventivas de preservación de la estabilidad económica, al tiempo que siguió favoreciendo el ahorro y la inversión en bienes de capital.

América Latina tiene todavía por delante un muy largo camino por recorrer, sobre todo en materia de situación social de su población, pero todo indica que se han hecho correctamente los deberes y ahora la región es capaz de encabezar una recuperación a nivel mundial de una crisis sin precedentes de la que las principales potencias del mundo aún no saben muy bien cómo salir.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies