A fines del 2.009 el Banco de España ve avances en todos los indicadores económicos

En este 2.009 signado por la crisis económica global, y en el que España fue una de las naciones más afectadas de la Eurozona y el mundo, el Banco de España constató en el último trimestre una mejora en prácticamente todos los indicadores económicos de la actividad del país.

No obstante aclara que los avances, sobre todo en materia de recopilación de datos, son escasos y por lo tanto el alcance de estas cifras es limitado.

En su último boletín económico informa que el PIB español podría seguir acomodándose en este cuarto trimestre y mejorar los datos obtenidos entre julio y setiembre, que mostraron un descenso con respecto al 2.008 del 4% y una caída si se lo comparaba con el trimestre anterior del 0,3%.

El organismo que preside Miguel Ángel Fernández Ordóñez indicó que la financiación de las administraciones públicas persiste en su crecimiento a tasas muy grandes, al tiempo que las deudas hogareñas y de las sociedades tuvo variaciones interanuales casi nulas.

En el informe se constata que el consumo disminuyó su caída en octubre y que indicadores esenciales para la economía, como la matriculación de automóviles, crecieron sobre todo en noviembre, seguramente impulsadas por el plan 2000E en el segmento de ventas a particulares.

Los bienes de equipo tuvieron una caída más atenuada, y la inversión en el sector de la construcción, prácticamente el nudo del problema en esta crisis, reflejó un proceso de intenso ajuste.

Tanto en exportaciones como importaciones, las caídas continuaron pero a un ritmo más moderado que da lugar a ciertas esperanzas de recuperación.

El Comisario de Asuntos Económicos y Monetarios Joaquín Almunia, quien en el 2.010 será el nuevo jefe de Competencia de la Unión Europea, le restó importancia en declaraciones periodísticas al hecho de que finalmente el PIB español tuvo una pequeña variación en cualquier sentido o se mantuvo en cero, ya que consideró que esos parámetros no van a ser notados por el ciudadano común, que en definitiva es lo que importa.

Para Almunia, lo más importante es trabajar en las políticas de estímulo fiscal y monetarias para el año próximo, aunque de cualquier forma admitió que la recuperación “no va a ser vigorosa ni nos va a permitir crecer rápidamente y a recuperar el nivel de empleos deseado a corto plazo”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies