Finalmente la economía venezolana cayó casi un 3% en el 2.009

Durante el año 2.009 que acaba de terminar y fue el epicentro de la crisis económica a nivel mundial más grande de que se tenga memoria, aún más que la Gran Depresión de principios del siglo pasado en los Estados Unidos, la economía de Venezuela tuvo un retroceso del 2,9% en su PIB, tal como lo informó el Presidente del Banco Central de Venezuela Nelson Merentes en su mensaje de fin de año.

El mensaje fue difundido a través de la página web del ente emisor y se deja muy en claro que es la primera caída de la economía venezolana en los últimos cinco años.

Esta caída estuvo impulsada principalmente por la desaceleración del sector petrolero en todo el mundo, siendo Venezuela uno de los principales exportadores de crudo del planeta. Este sector tuvo una caída de poco más del 6%, cifra muy superior a la caída del 1,9% que sufrió el resto de las actividades no petroleras en el país.

Como en todo país con grandes reservas de petróleo y exportador del codiciado “oro negro”, éste es el motor de la economía nacional, ya que en el caso de Venezuela aporta el 50% de los ingresos del presupuesto nacional y casi el 90% del total de divisas que entran al país.

La actividad petrolera venezolana no hizo sino reflejar en su comportamiento, según palabras del propio Merentes “los recortes implementados por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) en un contexto de debilidad de la demanda energética, debidos a la crisis económica global”.

La exportación de crudo de Venezuela alcanzó en el 2.009 los 57.610 millones de dólares, lo que representa ni más ni menos que un 35% menos de las cifras alcanzadas en el 2.008. Por supuesto esto se vio reflejado en las exportaciones totales del país, que cayeron casi 35.000 millones de dólares en el curso del año que acaba de finalizar.

Las importaciones también sufrieron una baja del 22% con respecto al año anterior, lo mismo que el comercio un 8,2%, el consumo un 2% y la actividad manufacturera más del 7%.

En el otro sentido, la construcción creció un 3,1%, las comunicaciones un 10% y los servicios de agua y energía eléctrica un 4,6%.

El desempleo aumentó 1% con respecto al 2.008, al del 7 al 8%.
Según el presidente del BCV, todos estos parámetros estuvieron fuertemente influenciados por la incertidumbre a nivel global por efectos de la crisis.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies