El 2.010 se presentó con las consabidas subidas en las tarifas para los españoles

En España el inicio de cada año trae aparejado la actualización de gran cantidad de tarifas. Y quien supuso que en esta ocasión y debido a la crisis global que afecta a todo el pueblo español eso no iba a suceder, pues se equivocó de cabo a rabo.

Desde los sellos postales a todos los trenes de alta velocidad, pasando por los transportes urbanos, la luz y otros servicios, muchos son los precios que se incrementaron desde el primer día de este flamante 2.010.

El costo del pasaje en el AVE y en todos los trenes de larga distancia se incrementó en promedio el 4%, al tiempo que el servicio de Cercanías se encareció un 6%, según acordó el Consejo de Administración de la compañía ferroviaria.

Los servicios de media distancia se encarecieron un 5%. De esta forma, todos los servicios de transporte de pasajeros prestados por Renfe experimentaron una subida superior a la inflación.
En cuanto al transporte de mercancías, las tarifas quedarán congeladas por segundo año consecutivo.

Si hablamos de la electricidad, la denominada “tarifa de último recurso” a la que se acogen en el país no menos de 18.500.000 usuarios, se estableció una subida del 2,64%.

Esta tarifa es para usuarios con potencia contratada no superior a los 10 kw. y que no hayan contratado por su cuenta en el mercado libre.

Afortunadamente, quedaron congeladas hasta nuevo aviso las tarifas de gas natural para los casi 7 millones de usuarios domésticos que lo utilizan.

Pero no todo es color de rosa en materia de gas, ya que la bombona de gas butano pasó a costar desde el primer día de este año 11,05 euros, es decir un 3,36% más que en el último día del 2.009.

Finalmente, y como para dar un panorama por cierto no muy alentador de cómo se reubican los precios en este año que comienza, se produjo una importante subida del 6,25% en el precio del franqueo del producto más usado en el servicio de Correos, es decir la carta nacional ordinaria, que pasó a costar 0,34 euros, dos céntimos más que en el 2.009.

Los bolsillos, en un país todavía prácticamente en recesión y con un elevado número de parados, deberán volver a reacomodarse para hacer frente de la mejor manera posible a esta andanada de aumentos dispuesta por el gobierno.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies