n España la crisis hizo que el ahorro familiar alcanzara niveles históricos

Debido a la crisis económica global que todavía sigue golpeando a los hogares de España, éstos han subido hasta niveles difíciles de recordar el ahorro familiar.

En el tercer trimestre del año recientemente finalizado, la tasa de ahorro de los hogares y de las instituciones sin fines de lucro se ubicó en el 14% de su renta disponible, casi un 5% que en el mismo período del año anterior pero con una caída de 10% respecto al segundo trimestre.

De acuerdo a datos proporcionados por el Instituto Nacional de Estadísticas, y tomando como parámetros comparativos los últimos cuatro trimestres móviles, la tasa llega casi al 19% de la renta disponible, el que constituye el nivel más alto de la serie histórica desde el año 2.000.

Basta con ver que entre julio y setiembre la renta disponible de los hogares e instituciones sin ánimo de lucro alcanzó la cifra de 175.000 millones de euros.

Al mismo tiempo, las prestaciones recibidas por los hogares subieron un 11,7% en el trimestre y las cotizaciones sociales pagadas bajaron un 0,2% en el mismo período.

El consumo final de los hogares cayó un 6,3% en el tercer trimestre del 2.009, lo que trajo como consecuencia directa que el ahorro subiera un 46,3% hasta llegar a los 24.650 millones de euros, 7.800 millones más que en tercer trimestre del 2.008.

Esta subida en el ahorro familiar permitió financiar la inversión de este sector, que alcanzó los 15.800 millones de euros y representa el 3,8% del PIB trimestral.

Si observamos la situación de las sociedades no financieras, veremos que su renta disponible creció un 137%, llegando a los 21.554 millones de euros, esto debido principalmente a la baja del 34,6% del impuesto del impuesto sobre sociedades que paga ese sector.

Estas sociedades tuvieron una necesidad de financiamiento de poco más de 5.000 millones de euros, el 2,1% del PIB trimestral.

Finalmente, las Administraciones Públicas bajaron sus rentas disponibles un 23% en términos interanuales, especialmente debido a la caída del 11% de los impuestos netos percibidos, además de la subida de las prestaciones sociales. Este sector tuvo una necesidad de financiación de 18.000 millones de euros, el 7,1% del PIB trimestral.

El resultado final de todas estas cifras es que la economía española tuvo una necesidad de financiación de 9.167 millones de euros, una cifra bastante menor que la estimada para el mismo período del 2.008.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies