La CEPAL insiste con una segura recuperación de Latinoamérica

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) estimó que durante el año pasado la economía en Latinoamérica y el Caribe se contrajo en conjunto un 1,8% por el impacto que tuvo en los distintos países la crisis económica global que todavía da sus últimos coletazos en varias naciones del mundo.

Destacó a través de su Secretaria Ejecutiva, Alicia Bárcena, las medidas que los países de la región tomaron para hacer más leve el impacto de la crisis y evitar así un posible estallido social, tan común en otras épocas.

Para Bárcena la peor parte de la tormenta ya quedó atrás y de aquí en adelante las economías regionales van a subir en promedio un 4,1% en el año que acaba de iniciarse, puesto que “los motores de crecimiento están nuevamente en marcha” según sus propias palabras.

El problema es que si la situación a nivel global no termina de encaminarse, y siendo Latinoamérica un continente exportador por excelencia, nadie puede predecir hasta cuándo va a durar el combustible necesario para mantener esos motores de crecimiento en marcha.

La Secretaria explicó que el organismo que ella conduce prevé tasas positivas de crecimiento para la mayoría de los países de la región, aunque no se puede asegurar si ese crecimiento podrá sostenerse a largo plazo, porque el escenario externo, Europa y los Estados Unidos, todavía genera muchas incertidumbres.

La reactivación va a ser más notoria en Sur y Centroamérica, con excepción de México, y las dos regiones es posible que alcancen tasas de crecimiento del PIB global del 4,7 y 3,0% respectivamente.

En la zona del Caribe la subida de los parámetros económicos será menor, de alrededor del 1,8%, y en el conjunto de los países de toda la región va a ser Brasil el que más crezca, con un estimado del 5,5%.

Le seguirán Perú y Uruguay con el 5,0%, Bolivia, Chile y Panamá con un 4,5%, Argentina y Surinam con un 4%, mientras que México, Costa Rica y República Dominicana crecerán alrededor del 3,5%.

Para la CEPAL la salida de la crisis de toda la región fue más rápida que en el resto del mundo gracias a una serie de políticas contracíclicas que se tomaron y que permitieron enfrentar sin demasiados problemas las turbulencias externas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies