En Venezuela se produjo una hecatombe en el tipo de cambio del Bolívar

El fin de semana pasado los venezolanos vivieron dos días que seguramente les será difícil olvidar.

Como una medida para combatir los efectos de la crisis económica global que aún se deja ver en Venezuela, el presidente Hugo Chávez decretó el viernes 8 la puesta en marcha del nuevo tipo de cambio dual, por el cual se devaluó el 50% el valor del Bolívar fuerte, la moneda venezolana.

Con estas medidas, el valor oficial del dólar dejó de ser 2,15 bolívares fuertes y pasó a ser de 4,30 y de 2,60 para la importación sólo de algunos productos esenciales.

Ante tal medida, los venezolanos se agolparon el fin de semana de manera desenfrenada en tiendas y almacenes de todo tipo, para lograr llenar la despensa de víveres y la casa de nuevos electrodomésticos antes de que se disparasen los precios por la entrada en vigencia de las nuevas medidas cambiarias.

La moneda de los Estados Unidos llegó a cotizar en el mercado paralelo a 6,50 bolívares.

Desde que Chávez llegó al poder hace 11 años, la moneda de su país perdió alrededor del 90% de su valor, a pesar de que en ese mismo lapso el precio del petróleo, la principal fuente de ingresos de Venezuela, se multiplicó por ocho.

Chávez ordenó el domingo pasado que los fiscales del Instituto Venezolano para la Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios, el Indepabis, salieran a la calle junto a la Guardia Nacional para luchar contra la especulación y evitar la remarcación de precios.

Algunas cadenas de hipermercados, como la colombiana “Éxito”, fueron cerradas por orden del gobierno ante la sospecha de que estaban subiendo indiscriminadamente los precios.
La promesa del presidente venezolano es de que con el ajuste cambiario, el dólar será lo único que subirá de precio, a pesar de que Venezuela importa casi el 80% de lo que consume.

Se insiste en que la medida no tendrá impacto sobre la inflación, que es la más alta de Latinoamérica, ya que en el 2.009 alcanzó el 25,1% anual.

Los dólares a precios diferenciados (a 2,60 bolívares), serán suficientes para la importación de alimentos y bebidas no alcohólicas.

No está previsto subir el precio de la gasolina, pero de cualquier forma la incertidumbre que reina por estos días en Venezuela hace que la situación se torne bastante complicada, más allá de la crisis económica global en sí.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies