Los “expertos” le recordaron a Zapatero que Europa debe ser mejor en cuanto a competitividad

El presidente del gobierno de España José Luis Rodríguez Zapatero citó hace unos días en el Palacio de La Moncloa a su vicepresidenta económica, Elena Salgado y a destacados especialistas en temas europeos como Jacques Delors, Felipe González y Pedro Solbes.

No hizo falta que pasara mucho tiempo para que todos se pusieran de acuerdo en temas fundamentales: este semestre que se acaba de iniciar España va a presidir la Unión Europea, y deberá servir para reforzar el aspecto económico de Europa, ya que consideran que es la única forma que tiene el viejo continente de competir en igualdad de condiciones con los Estados Unidos y las potencias emergentes como Brasil, China e India, en el marco de la salida de la recesión producida por la crisis económica global.

Esto es lo que esperaba escuchar Rodríguez Zapatero, ya que los tres “europeístas” remarcaron que el gobierno económico de Europa no parte de cero, y recordaron la acción coordinada de la Unión Europea en el otoño del 2.008, cuando la crisis económica y financiera estalló con todo su poderío.

Con esto quedó demostrado que existe una base de consenso entre los países de la UE para impulsar políticas económicas de común acuerdo, lo que podría hacer más llevadera la presidencia del mandatario español en su paso por el gobierno del organismo europeo.

Zapatero les solicitó a sus invitados que la precisaran nuevas formas de avanzar en políticas económicas comunes, las que se encuadran en la revisión de la Agenda de Lisboa, que coincide con el semestre español en Europa.

Todos coincidieron en que los fundamentos de una verdadera “comunión económica” se basan en el fortalecimiento y profundización del mercado interior, la necesidad de una política energética común y la puesta en marcha de políticas de investigación, desarrollo e innovación.

Delors, quien en su momento fue considerado el padre del euro, lamentó que la unión monetaria que comenzó a principios del 2.002 no se viera acompañada de una verdadera unión económica entre todos los países de la Eurozona.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies