El 2.009 terminó con 2,2 millones de empleos menos en Latinoamérica

La crisis económica global que en la mayoría de los países de Latinoamérica ya es casi un mal recuerdo, hizo sin embargo que en el transcurso del año pasado se perdieran en toda la región 2.200.000 empleos entre todos los países que la conforman.

Estos datos oficiales fueron dados a conocer por la Organización Mundial del Trabajo (OIT) en un informe difundido en Lima, la capital del Perú.

La tasa de desempleo global de la región subió casi 1% con respecto al 2.008, pasando del 7,5% al 8,4% entre ambos meses de diciembre.

Según pronostica la OIT, el porcentaje de parados del 2.009, que implica 18,1 millones de personas sin trabajo, podría caer muy levemente este año, para situarse en alrededor del 8,2%.

De acuerdo al mismo estudio, la tasa de parados creció en el 2.009 en 12 de los 14 países estudiados. Los únicos dos países donde no se produjo una subida en el desempleo fueron Perú y Uruguay, en los cuales la situación se mantuvo prácticamente igual al 2.008.

Los mayores aumentos de la tasa de parados se produjeron en Barbados (1,7%), Costa Rica (2,9%), Chile (2,1%), y México (1,6%).
Las subidas más bajas en el desempleo entre 2.008 y 2.009 se produjeron en Brasil (0,3%), Trinidad y Tobago (0,1%), Venezuela (0,3%) y Argentina (0,6%).

Cabe destacar que quizás por falta de suministro de información por parte de las autoridades del país, no se proporcionan datos de Bolivia.
Lo que sí ya se considera un hecho es que la crisis económica global no golpeó a las naciones de Latinoamérica y el Caribe como se esperaba en los primeros tiempos del descalabro financiero mundial, sino que por el contrario toda la región soportó bastante bien los embates económicos que pusieron a los Estados Unidos y a casi toda Europa al borde del colapso.

El Director Regional de la OIT Jean Maninat, dijo sin embargo que en materia laboral sí se sintió un cimbronazo por la caída de las exportaciones, y que creció durante el último año de forma agresiva el trabajo informal, como una fuente de refugio frente al desempleo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies