Brasil quiere darle prioridad a su relación con los Estados Unidos

El gobierno de Brasil tiene como una de sus prioridades en política exterior el hecho de suscribir un amplio acuerdo de comercio e inversiones con los Estados Unidos, según las propias declaraciones del ministro brasileño de Relaciones Exteriores, Celso Amorim y bajo estrictas indicaciones del presidente Lula Da Silva.

El canciller Amorim mantuvo hacia mediados de este mes en Brasilia una reunión con el recientemente designado embajador de los Estados Unidos en Brasil, Thomas Shannon, en la cual se trataron una diversa e importante cantidad de temas.

Shannon fue hasta hace no mucho el secretario de Estado estadounidense para el hemisferio Occidental y llegó a principios de enero a Brasilia para presentar sus credenciales al gobierno brasileño, después de haber tenido que esperar nueve meses para eso por fuertes objeciones en el Congreso de su país con respecto a su nombramiento.

Versiones periodísticas dejaron trascender que el flamante diplomático les comunico a las autoridades del gigante de Latinoamérica que la secretaria de Estado de los Estados Unidos, Hillary Clinton, tiene previsto viajar a Brasil en un lapso “lo más breve posible”.

El acuerdo de inversión y comercio al que Shannon piensa darle forma definitiva ya fue propuesto por el gobierno de Lula el año pasado, en ocasión de la visita que realizó a su país el representante comercial norteamericano Ron Kirk.

Brasil sólo puede negociar acuerdos de libre comercio con terceros países a través del Mercosur, por lo que el tratado propuesto serviría para eliminar varias barreras no arancelarias en el comercio bilateral.

Este acuerdo también tiene prevista la eliminación de la doble tributación sobre inversiones y la facilitación de las inversiones conjuntas.

La actual situación en la que muchos países están abriendo nuevos caminos comerciales para tratar de terminar de salir de la crisis económica global, encuentra en estos momentos a Brasil en una mejor posición para negociar y maniobrar que al propio Estados Unidos.

Es por eso que algunos sectores brasileños manifestaron su preocupación por estos nuevos acuerdos. Pese a que los Estados Unidos son el principal receptor individual comercial de las exportaciones brasileñas, éstas sufrieron el año pasado por la difícil situación por la que atraviesa la administración de Barack Obama una caída del 42% con respecto al 2.008.

Pero E.E.U.U. está en franca recuperación, y entonces el intercambio comercial puede en un futuro no lejano tomar un rumbo más beneficioso para ambas partes.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies