Para Moody’s América Latina mostró una gran fortaleza ante la crisis

La agencia calificadora de riesgos Moody’s reafirmó que Latinoamérica mostró una gran fortaleza al enfrentar una de las peores crisis financieras globales de la Historia moderna, y aseguró que la región se encuentra en “muy buena posición” para enfrentar la situación durante el 2.010.

En lo que la calificadora de riesgos considera el tramo final de la crisis, ve que América Latina se encuentra con relativamente poca “deuda nueva”, especialmente si se la compara con por ejemplo la Eurozona, una de las regiones más desarrolladas del mundo, por lo que augura buenas perspectivas para las calificaciones soberanas de la zona.

Los expertos de Moody’s destacaron que ya el año pasado se subieron las calificaciones de Brasil, Perú y Chile, y que actualmente son muchos más los países de la región con perspectivas positivas que negativas.

Es la primera vez en muchos años, por no decir décadas, que una gran crisis se desarrolló sin aumentos sustanciales en la carga de deudas ni una caída importante de las reservas internacionales de toda la región.

A pesar de tener que aumentar todavía bastante su tasa de crecimiento económico, América Latina salió de la crisis global casi ilesa, sin sufrir daños de importancia para la marcha de sus economías.

Difícilmente se vean en el 2.010 tasas de crecimiento en los niveles anteriores a la crisis, pero lo concreto es que prácticamente todos los países de Latinoamérica y el Caribe entraron en este año con muy buen pronóstico.

Gabriel Torres, el vicepresidente de Moody’s, aseguró que pese a que la media de crecimiento no será muy alta este año, “algunos países van a sorprender al mundo con su recuperación”, al mostrar una subida de su PIB bastante más elevada de lo previsto.

Es de esperar para el 2.010 un crecimiento promedio algo menor al 3%, que sin embargo supone una gran mejoría frente a la situación de recesión de finales del 2.008 y casi todo el 2.009.

La situación política también va a jugar un papel fundamental en las calificaciones de las naciones latinoamericanas, ya que la inestabilidad propia de la región no es un factor que juegue a su favor.

Latinoamérica continúa siendo una zona relativamente poco desarrollada y esto podría causar años de estancamiento y crecimiento por debajo de lo esperado.

De cualquier manera, el panorama actual es bastante prometedor, sobre todo si se lo compara con la mayoría de las regiones del mundo desarrollado, que todavía se debaten en los últimos coletazos de la crisis global.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies