Esperan con expectativa en Costa Rica las elecciones presidenciales del domingo próximo

Dentro de un marco de intensa expectativa la población de la República centroamericana de Costa Rica se prepara a elegir este próximo domingo 7 de febrero un nuevo presidente.

Las elecciones presidenciales tendrán lugar en un marco bastante influenciado por la situación actual del país como consecuencia de la crisis económica global, y dentro de este panorama los sondeos previos le dan a la candidata oficialista Laura Chinchilla una adhesión popular de cerca del 42% del padrón electoral, lo que representa una amplia ventaja sobre sus rivales en la elección, Otto Guevara, que en principio contaría con el apoyo del 23% de la población, y Ottón Solís, cuyo caudal electoral estaría en torno al 20% de los sufragios.

La adhesión al gobernante Partido Liberación Nacional, de extracción socialdemócrata, se mantiene estable desde hace un par de meses en alrededor del 40% de la intención de voto, mientras que por ejemplo el apoyo a Guevara cayó del 30,4% a principios de año al 22,9% actual.

Solís por su parte, que llega a estas elecciones en representación del Partido Acción Ciudadana de extracción centro izquierdista, mejoró bastante sus expectativas en las últimas semanas al pasar del 13,7 al 19,9% de las posibilidades de voto entre la ciudadanía costarricense.

Al igual que lo que está ocurriendo en todas las naciones en donde se llevan a cabo elecciones, ya sean legislativas o para elegir nuevo presidente en los últimos tiempos, la crisis global que sumió en la recesión, el desempleo y la caída de las finanzas públicas a prácticamente todo el mundo está influenciando de forma muy notoria la opinión del electorado, que en muchos casos parece olvidarse de las diferentes gestiones gubernamentales de los últimos años para hacer hincapié en cómo las autoridades hicieron frente a esta crisis que todavía se deja sentir en muchas regiones.

Los sondeos antes mencionados son los últimos que la ley electoral costarricense permite difundir antes de la veda que entra en vigencia 48 hs. antes de los comicios, y se estima que pueden tener un margen de error en la medición de alrededor del 3,2%.

El nivel de abstención al voto puede llegar al 30% de los potenciales votantes, y los analistas tanto nacionales como internacionales no descartan la posibilidad de una segunda ronda eleccionaria en caso de que Chinchilla no alcance el mínimo de votos requeridos para su elección en primera instancia, que es del 40% del padrón.

De cualquier manera, de producirse esta circunstancia, se estima que la candidata oficialista ganaría en una segunda instancia con aproximadamente el 48% de los votos, mejorando sus guarismos de la primera vuelta.

Además del presidente, el domingo se elegirán los 57 diputados del Congreso de Costa Rica por los próximos cuatro años.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies