La calificadora Fitch cree que la situación de España merece especial atención

La agencia internacional de calificación Fitch sostiene que el riesgo de que la reciente crisis de deuda y déficit que están sufriendo por estos días países como Grecia, Portugal y España se traslade a sus vecinos es mínimo. Son muy bajas las posibilidades de que se vean afectados otros países de la Eurozona.

El presidente de Fitch, Marc Ladreit Lacharriére, afirmó a la prensa que la situación por la que atraviesan estos tres países es preocupante y quizás dé origen a una nueva fase de la crisis financiera global, al menos en sus territorios.

En la otra cara de la moneda, naciones como Alemania y Francia gozan de mucha credibilidad por parte de los inversores y es entonces difícil que sus mercados puedan sufrir en demasía la presión de los inversores. Ambos países en la actualidad son los que para la mayoría de los analistas están comandando el proceso de salida de la crisis global.

Según Lacharriére, el país que ofrece hoy por hoy más dudas en cuanto a su capacidad para resolver los problemas que se le presentan es Grecia, quien vio reducida su calificación en diciembre pasado de A- a BBB+, con lo cual empeoraron las actuales turbulencias.

“Grecia nunca siguió las directivas europeas en materia de control de la deuda pública, y ahora está muy caras las consecuencias”, afirmó el titular de Fitch. Pero subrayó que es necesario ayudar al país helénico a pesar de que por el momento no es posible hacer por el tratado de Maastricht.

Tampoco ahorró esfuerzos en recalcar que la crisis no terminó totalmente, poniendo como ejemplo de esto la quiebra de hace un tiempo atrás de Dubai World.

Pôr su parte, Barclays Capital alertó hace un par de días que la crisis de credibilidad sobre la deuda soberana griega, que afectó en los últimos días a España, es sólo la “punta del iceberg”, y contrariamente a la opinión de Fitch, cree que puede terminar arrastrando a otros países de la Unión Europea ante la escalada de déficits para contrarrestar la crisis en su tramo final.

Sostienen que España muestra claros signos de contagio que pueden llevar a la economía española por “caminos impredecibles”, obstaculizando en forma significativa el camino de la recuperación final.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies