El Banco Central Europeo pidió a los países miembros que moderen sus políticas salariales y busquen esquemas flexibles para combatir el paro

Parecería ser que la Gran Recesión que se instaló en casi todo el mundo como consecuencia de la crisis económica global, se ensaño particularmente con el empleo.

En países de la Eurozona, donde España es el caso paradigmático con un 19% de parados, el promedio de desempleados ronda el 10%, y los especialistas en el tema estiman con fundadas razones que todavía no se alcanzó el techo del paro en toda la región.

El Banco Central Europeo asegura en su último boletín que aún el número de parados subirá ligeramente, lo que seguramente traerá como consecuencia directa una subida en el paro de larga duración.

Para poder hacerle frente a esta preocupante situación tratando de tomar medidas lo más anticipadas posibles, es que el BCE les reclama a los países de la región que se moderen los esquemas salariales todavía vigentes y se pongan en práctica programas laborales más flexibles que permitan acceder al empleo de manera no tradicional como hasta antes de comenzar la crisis.

En el caso particular de España, el pacto salarial que alcanzaron los distintos sindicatos y la patronal hace pocos días lleva el rumbo correcto de acuerdo a los pedidos del BCE.

Para el año en curso, el acuerdo de salarios alcanzaría un aumento de sueldos del 1%, y les aconseja a las empresas y a los representantes de los trabajadores que trabajen en función de flexibilizar internamente sus posiciones dentro de sus lugares de trabajo a fin de minimizar los riesgos de rescisión de contratos y el consiguiente aumento del número de parados.

Pero de cualquier manera tanto para los organismos internacionales como para los analistas especializados en el tema, la creación de empleo derivada de la recuperación económica va a ser por el momento escasa.

Esto, para las previsiones del BCE, va a implicar un obvio freno en el consumo de los ciudadanos, lo que podría llegar a transformar la situación en un círculo vicioso de complicada resolución.

El consumo no crece por el alto nivel de paro, las empresas ven mermar sus ingresos por la falta de ventas y están obligadas a rescindir los contratos de sus trabajadores, con lo que el número de parados sigue creciendo, no hay inversión y no se crean nuevos empleos, y así indefinidamente…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies