La clase media brasileña frenó su crecimiento después de seis años a la suba

La clase media de Brasil, la primera potencia de Latinoamérica y uno de los países emergentes con mayor futuro en el mundo, venía experimentando un crecimiento constante desde hacía seis años, y ya representa el 50% de la población brasileña.

Ahora la Fundación Getulio Vargas presentó un informe que muestra que durante el año pasado, esa clase media se redujo ligeramente, y no porque parte de ella se haya enriquecido, sino por el contrario hubo muchas familias que por la crisis económica global sufrieron un empobrecimiento que los hizo bajar algo en la escala social.

En diciembre del 2.009 la clase media o “clase C” en Brasil representaba el 53,58% de la población, mientras que en el mismo mes del 2.008 ese porcentaje llegaba casi al 54%. La caída es mínima pero marca una tendencia de cómo fue evolucionando el panorama social brasileño durante los meses más duros de la crisis.

Debe recordarse que la cifra alcanzada en diciembre de 2.008 marca un máximo histórico para el país, de acuerdo al principal centro privado estudios económicos del país.

El economista Marcelo Neri, que es el Coordinador del Centro de Políticas sociales de la Fundación, informó que la caída se produjo en los primeros meses del 2.009, aunque después se recuperó algo.

“la crisis impidió que la clase media siguiera creciendo. El 2.009 no fue seguramente su año, y va a ser recordado por muchísimo tiempo. Pero ahora la caída se estabilizó y el porcentaje de habitantes de clase C está volviendo a crecer”, aseguró el experto.

La clase media brasileña tiene una renta mensual que oscila entre los 600 y los 2.600 dólares, y venía creciendo sin pausa desde diciembre del 2.003, cuando representaba el 43% de la población total del país.

Por el contrario y pese a la crisis, las clases A y B, que son las de mayores ingresos con rentas superiores a los 4.800 reales mensuales, registraron un crecimiento del 2% con respecto a diciembre del 2.008 y ahora representan el 15,6% de la población.

Estas clases de ingresos más altos también han venido creciendo desde el año 2.003 cuando no superaban al 10,7% de la población.

En cuanto a las clases D y E, las menos favorecidas y con ingresos mensuales inferiores a los 1.100 reales, en el 2.003 constituían el 46% de la población, mientras que en diciembre pasado esa cifra oscilaba en el 31% del total poblacional brasileño.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies