Centroamérica prepara su estrategia para negociar con la UE

El bloque de países de Centroamérica está ultimando los detalles de su estrategia para sostener la posición de la región en las reuniones que se llevarán a cabo con los representantes de la Unión Europea en Bruselas la próxima semana.

Esta es la primera vez que vuelven a reunirse desde junio, cuando el proceso de conversaciones se suspendió por el golpe de Estado en Honduras.

La representación centroamericana formada por autoridades de Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica y Honduras se reunirán hasta hoy domingo en lo que dieron en llamar “un ejercicio de coordinación”.

La intención es actuar verdaderamente como un bloque para conseguir mejores resultados para toda la región.

La Comisión Europea (CE) confía en la evolución de la situación de Honduras para que este país pueda participar de las negociaciones, lo cual parece ser una de las condiciones fundamentales puestas por el grupo centroamericano para que las reuniones se lleven a cabo.

Una vez que el nuevo presidente Porfirio Lobo tome posesión del cargo, Honduras participará de pleno en las distintas negociaciones.

Panamá tomará parte en el cónclave como país observador del proceso desde su inicio en el año 2.007, y su viceministro de Negociaciones Comerciales Internacionales, Francisco Álvarez de Soto declaró a la prensa que ya hay un principio de acuerdo entre los países centroamericanos para que su país se sume al grupo como participante y no sólo como observador.

Esto no parecería ser un impedimento para la CE, que estaría dispuesta a que ese país se sume al grupo de la Secretaría de Integración Económica de Centroamérica (SIECA).

Pero esto no constituiría en sí una condición para la entrada de Panamá en las negociaciones, sino que su llegada al grupo podría resultar un aliciente para favorecer todavía más la integración regional, que es en definitiva el fin perseguido por todos.

Lo concreto es que durante la próxima semana volverán a reunirse los equipos negociadores en los tres aspectos fundamentales del futuro acuerdo: el diálogo político, la cooperación entre los bloques y el desarrollo del comercio bilateral.

En caso de no registrarse en esta reunión los resultados deseados por todos, la UE y Centroamérica tienen previsto un nuevo acercamiento en Bruselas en la semana del 22 de marzo, con la posibilidad de una última ronda a mediados de abril, antes de la cumbre euro-latinoamericana del 18 de mayo en Madrid, con la presidencia de España en la Unión Europea.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies