El gobierno de Brasil espera un excelente año para crear empleos

El Gobierno de Brasil que preside Lula Da Silva espera, de acuerdo a los resultados que se obtuvieron en enero de este incipiente 2.010, que el año en curso resulte muy bueno en cuanto a la creación de empleo.

Durante el primer mes del año se crearon casi 182.000 nuevos puestos de trabajo formales, lo que constituye la mejor cifra para este mes en muchos años.

La buena nueva fue dada a conocer por el ministro de trabajo Carlos Lupi, quien al mismo tiempo de informar las frías cifras, se mostró plenamente convencido de que el 2.010 será un año histórico para la creación de empleos en el mercado laboral brasileño.

Este resultado es superior en un 27% a la marca más alta de los últimos años, que se produjo en enero del 2.008, cuando se crearon 143.000 nuevos empleos formales y se transformó ésta en una cifra récord.

De acuerdo a los estudios y encuestas realizados, la industria de transformación, que en diciembre del 2.009 se había visto obligada a recortar puestos de trabajo, reaccionó en forma tal en enero de este año que se transformó en la primera creadora de empleos, con 69.000 nuevos puestos.

El sector que involucra a los servicios generó casi 58.000 plazas laborales, en tanto la construcción, uno de los sectores claves en todos los países durante esta crisis global también aportó 54.300 nuevos puestos laborales.

Lupi recalcó a los periodistas que “una industria fuerte es clara señal de una recuperación total de la economía. Este hecho no es más que una demostración de que el 2.010 empezó muy bien y tal vez estemos en presencia del mejor año en cuanto a la generación de empleos en toda la historia del Brasil”.

Con la meta de crecimiento del PIB de Brasil del 5% que se fijó el gobierno para el 2.010, se crearán no menos de 2 millones de empleos.

La evolución del empleo es el mejor índice para medir el desempeño de la economía. Si el empleo aumenta, seguramente la economía va por el buen camino. No es posible que la economía de un país suba al mismo tiempo que el empleo cae, fueron las lapidarias palabras del ministro de trabajo brasileño.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies