Según el BID, los países exportadores de América Latina tendrán un buen año

Un informe que realizó el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) a instancias del gobierno mexicano durante su mandato al frente del Grupo de Río y que se difundió en el propio México, prevé que el 2.010 va a ser un buen año para los países de Latinoamérica que basan sus economías en las exportaciones de materias primas, productos básicos y energía, al tiempo que vaticinó también una recuperación, aunque más lenta, para las naciones de Centroamérica y el Caribe, por su gran dependencia con las remesas provenientes de otros países desarrollados pero más afectados por la crisis económica global, y por una significativa merma en el Turismo.

Este informe se dio a conocer en Playa del Carmen durante la reunión del Grupo de Río de hace unos días atrás, en la que participaron 32 países de la región.

Luis Alberto Moreno, el presidente del BID, reafirmó que el 2.009 concluyó con un balance positivo para la región, a pesar de haber sido un año en el que todas las economías del mundo se vieron afectadas por la recesión que produjo la crisis global.

A pesar de esta difícil situación, Moreno recalcó que esta vez la respuesta de América Latina y el Caribe fue “anticíclica” y muy efectiva. Ahora Latinoamérica está en un punto de inflexión, y aunque lo peor de la crisis quedó definitivamente atrás, tiene por delante un futuro lleno de desafíos estructurales para afianzar los logros obtenidos.

El informe del BID anticipa también que, aunque lentamente, Latinoamérica recuperará durante el 2.010 un nivel alentador de crecimiento, si bien la magnitud de este crecimiento va a depender en gran medida de las circunstancias de cada país y de su relación con el resto del mundo, especialmente los Estados Unidos y Europa en general.

Para Moreno llegó el momento de dejar atrás las políticas fiscales y monetarias expansionistas. Todos los países de la región tienen importantes desafíos fiscales a largo plazo, y habrá una importante y sana competencia entre las principales economías emergentes.

La situación fiscal de algunos países puntuales es todavía endeble, principalmente por la dependencia de las exportaciones de algunos productos básicos, pero a juzgar por el presidente del BID “eso es solucionable”.

Para Moreno lo importante de toda esta situación es que Latinoamérica parece haber abierto el camino definitivo para combatir la pobreza estructural de la región.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies