La Reserva Federal insiste en que es necesario un largo período de intereses bajos

El presidente de la Reserva Federal de los Estados Unidos, Ben Bernanke, se dirigió hace muy pocos días al Congreso de su país para presentar el informe bianual sobre la política monetaria de la nación.

Aprovechó la oportunidad para hacer un repaso ante los integrantes de la Cámara de Representantes acerca del estado de la economía estadounidense, que se está recuperando lentamente de los devastadores efectos de la crisis económica global.

Aseguró entre otras cosas que los tipos de interés, que actualmente se mantienen entre el 0 y el 0,25%, mantendrán ese nivel, que es históricamente bajo, por un “período muy largo” de tiempo.

Bernanke fue reelecto el pasado 28 de enero al frente del Banco Central de los Estados Unidos, con lo cual tiene asegurada por unos años más la continuidad de su política monetaria.

En su informe a los congresistas, reafirmó lo que había dicho días atrás acerca de que el mercado laboral continúa en una situación muy negativa, con una tasa de parados muy cercana al 10%, lo que consideró peligrosamente inestable, asegurando además que lo más preocupante es la subida de la incidencia del paro de larga duración y la falta de oferta laboral.

Anunció además en el Congreso que se llevará a cabo una retirada progresiva de las medidas de estímulo y un encarecimiento de la disposición de liquidez para los Bancos. Según sus propias palabras, “a pesar de que los intereses de los fondos federales estarán excepcionalmente bajos durante un largo período, a medida que la recuperación se estabilice la Fed va a tener que empezar a endurecer las condiciones monetarias para evitar una indeseable subida en la inflación”.

En los últimos meses los datos económicos fueron bastante alentadores, pero igualmente para el titular de la Fed la recuperación seguirá siendo muy lenta por bastante tiempo.

Por otro lado, el Senado de los Estados Unidos aprobó un paquete de 15.000 millones de dólares para incentivos fiscales y financiamiento de autopistas, las que se espera sirvan para la creación de nuevos empleos, el que sigue siendo para la mayoría de las autoridades el principal problema que enfrenta la administración del presidente Barack Obama.

Este programa de incentivos fiscales contempla importantes descuentos en los impuestos para aquellas empresas que contraten trabajadores desempleados.

El fondo de construcción de autopistas será extendido por ley como mínimo durante 12 meses más.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies