Durante el 2.009 en Brasil hubo ganancias récord de los Bancos y despidos bancarios masivos

En el transcurso del año pasado el sector bancario de Brasil obtuvo ganancias récord que se magnifican todavía más en el marco de una situación de profunda crisis financiera mundial, y que por otra parte contrastan con el alto número de empleados bancarios despedidos, lo que las instituciones explican por la consolidación de fusiones de los principales Bancos del país.

El muy buen año que tuvieron los Bancos brasileños se refleja en el balance de las principales instituciones financieras, como el estatal Banco do Brasil, que es el mayor de Latinoamérica por volumen de activos. Este Banco anunció un beneficio neto récord de más de 10.000 millones de reales en el ejercicio del año anterior.

Unas pocas semanas atrás, el Itaú-Unibanco, el mayor Banco privado de Latinoamérica, ya había anunciado ganancias por 10.600 millones de reales.

Rafael Maraba, un conocido consultor de Bancos privados de inversiones, dijo al periodismo que el 2.009 “fue un año que al comienzo parecía muy difícil y lleno de incertidumbres, después de un cuarto trimestre del 2.008 nefasto por la crisis global. Pero después afloró la solidez del sistema bancario brasileño y todo tendió a normalizarse”.

El segundo mayor Banco estatal de Brasil, la Caixa económica Federal, también declaró ganancias en el ejercicio anterior cercanas a los 3.000 millones de reales.

Por su parte Bradesco, el segundo mayor Banco privado brasileño, obtuvo beneficios de 8.000 millones de reales, siguiéndole en la lista la filial brasileña del Santander, con 5.500 millones de reales de beneficio.

Cabe recordar que durante el 2.009, y según la agencia clasificadora de riesgo Austin Rating, los 8 principales Bancos privados del país tuvieron en conjunto un beneficio neto de 23.175 millones de reales, equivalentes a unos 12.690 millones de dólares.

Sin embargo, este balance más que positivo de la gran mayoría de los Bancos contrasta con los 9.902 empleados bancarios que perdieron sus empleos de acuerdo a datos de la Central Única de Trabajadores (CUT).

Este importante aumento del número de parados en el sector es explicado por los directivos bancarios como consecuencia de las fusiones efectivamente concretadas a lo largo del año por las principales entidades, como la unión que dio origen al nuevo Itaú-Unibanco y que produjo 7.146 despidos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies