Para la OCDE, España e Irlanda serán los más perjudicados por la crisis económica

Desde que comenzó esta crisis económica global, es muy frecuente escuchar que España entró en recesión meses después que la mayoría de los países de la Eurozona, pero que de igual forma va a salir de esta recesión más tarde que ellos.

Calculado por la caída del PIB, el golpe inicial de esta crisis para los españoles fue menor, pero no es menos cierto que las consecuencias a largo plazo se harán sentir más en España que en los demás países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Según un informe recientemente publicado por dicho organismo, tanto España como Irlanda van a ser los países más perjudicados por las consecuencias de la crisis global, al estimar en 10,6 y 11,8% respectivamente la caída potencial del PIB de ambos países.

Que el PIB en conjunto de los países que forman la OCDE va a caer no implica novedad alguna por los efectos de la crisis. De hecho esa caída está calculada en aproximadamente un 3,1%.

El caso particular de España e Irlanda se explica por el fuerte aumento del paro en ambos países y por haber sido los dos países de Europa más expuestos a los efectos nocivos de la “burbuja inmobiliaria”.

El deterioro del mercado laboral incidirá en la caída del PIB de España e Irlanda en alrededor del 9%, mientras que esa misma cifra en el promedio del Club de los Países Desarrollados rondará apenas el 1,1%.

Además la OCDE hace mención en su informe a la respuesta dada por España a las indicaciones y recomendaciones que hace ya un año dio a conocer ese organismo con vistas a recuperar la senda del crecimiento.

Si bien la administración de José Luis Rodríguez Zapatero tomó decisiones importantes en temas como la productividad o la competitividad necesaria para favorecer el crecimiento comercial, la OCDE le reprocha al gobierno español no haber tomado medidas de fondo en cuanto a los convenios colectivos de trabajo, la educación, la reducción de la tasa de abandono y la no muy conveniente relación entre los contratos fijos y los eventuales.

En opinión de Carlo Padoan, el economista jefe de la OCDE, el mercado laboral de España debe ser clara y urgentemente ajustado a la brevedad, porque de lo contrario la salida de los españoles de la recesión puede prolongarse mucho más de lo deseado.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies