Los viajes de negocio bajan el optimismo de las autoridades

Desde que se inició la crisis económica global, el turismo en todas sus formas fue uno de los sectores más afectados. En el caso específico de España, durante el 2.009 el número de visitantes al país retrocedió a los niveles del 2.003, y esos turistas fueron mucho más ahorrativos a la hora de desembolsar su dinero.

El que según el Ministerio de Turismo, Industria y Comercio está en una situación un poco menos complicada es el turismo nacional.
Según datos oficiales, los españoles viajaron más que nunca el año pasado: 175 millones de desplazamientos, de los cuales casi 13 millones fueron viajes al exterior.

Turismo explica este fenómeno al fuerte crecimiento de los viajes por trabajo, casi un 40% más que en el 2.008.

Pero estas cifras no se condicen con la muy pronunciada baja de las exportaciones, que llegó a un 17,5% si se las compara con el ejercicio anterior.

Los programas de expansión empresariales han disminuido mucho por la crisis, por lo que los viajes de negocio se redujeron sobre todo en aquellos que no implican una negociación directa.

El sector de turismo laboral contradice por completo las estimaciones del gobierno.

GEBTA, que es el primer consorcio español de agencias de viajes corporativos y representa un tercio del mercado nacional, asegura que los viajes por motivos de trabajo bajaron durante el 2.009 un 17%, al tiempo que la caída del volumen de negocios llega al 20%.

Para Marcel Forns Bernhardt, presidente de GEBTA, los viajes son mucho más austeros que antes. Las empresas ya no derrochan, los viajeros suelen ir y volver en el mismo día para evitar gastos de alojamiento. Sin duda el presupuesto empresarial para desplazamientos se redujo en un importante porcentaje.

Marino Faccini es el presidente de la agencia de viajes corporativos Carlson Wagonlit, que tiene alrededor del 15% del total de viajes laborales en España, y afirma que del total de viajes realizados, los viajes al extranjero y sobre todo aquellos por motivos laborales son los que más han caído.

En definitiva, los que están realmente en el tema de los viajes por negocios refutan por completo el optimismo del gobierno y ponen en serias dudas las estimaciones del Instituto de Estudios Turísticos (IET), que depende del Ministerio en cuestión.

La crisis en los viajes laborales ya trasciende a las agencias del sector y comienza a perjudicar a todo tipo de agencias de viajes a nivel internacional.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies