La administración de Rodríguez Zapatero piensa sacar por un decreto-ley las medidas más urgentes contra la crisis

José Luis Rodríguez Zapatero confirmó que la semana venidera presentará un documento que contenga las medidas económicas más urgentes para hacer frente a la crisis derivada de la llamada crisis global que enfrenta España por estos días.

Estas medidas fueron acordadas en el marco del Pacto de Zurbano y el ejecutivo pretende ahora pasarlas a un decreto-ley de forma tal que se pueda lograr su inmediata puesta en marcha.

Zapatero agregó a las medidas ya acordadas una nueva línea de créditos blandos del ICO para beneficiar a las pymes, una reducción del IVA que en realidad ya aprobó el Congreso español, y medidas para fomentar el empleo, posiblemente el punto más álgido de la actual situación española.

El presidente del gobierno afirmó que espera “una actitud constructiva” que no obstaculice la marcha del plan por parte del PP y el resto de los grupos involucrados, aunque recordó que si no hay consenso, el Gobierno va a tomar igualmente las medidas que considere necesarias y urgentes.

Mariano Rajoy, el líder del PP, dijo desde Colombia donde se encuentra de viaje, que las decisiones del Gobierno fueron tomadas hace diez meses, en mayo del 2.009, y ahora parece ser que se llevarán a la práctica casi un año después.

Para él, este decreto-ley no es bueno ni malo sino indiferente si lo que pretende es parar la crisis económica. Vuelve a considerar las decisiones gubernamentales como un ejercicio de escapismo que nada variará en lo sustancial la situación económica por la que atraviesa España.

Recordó Rajoy esta situación, haciendo especial hincapié en el muy elevado número de parados, en el abultado déficit público que no parece ceder, en la falta de crédito oficial a todo nivel y en la desmesurada subida de los impuestos a empresas y a la población en general.

Se refirió a las declaraciones del presidente del gobierno de hace pocos días en las que decía que su gabinete puso en marcha 137 medidas anticrisis y sobre esto aseguró que a su juicio “España lo que menos precisa ahora son 137 medidas improvisadas, sino que se controle el gasto público y se reduzca sustancialmente el déficit”.

Rajoy también defendió la necesidad imperiosa de una reestructuración de base del sistema financiero, una igualmente necesaria reforma laboral y sobre todo que los impuestos permanezcan en el actual nivel o que se reduzcan, y no que continúen subiendo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies