Siguen las ayudas para Haití

Desde los más diversos orígenes continúan llegando las ayudas económicas y humanitarias para la República de Haití, que el pasado 12 de enero fue prácticamente arrasada del mapa por un devastador terremoto que si bien no fue de los más grandes en intensidad de acuerdo a su medición en la escala de Richter, dejó al país en ruinas y con decenas de miles de muertos por la débil infraestructura que ese país centroamericano presenta.

Ahora el Banco Mundial aprobó, afortunadamente con una celeridad que no le es demasiado característica, una ayuda de 65 millones de dólares para ser utilizados en el restablecimiento de las funciones gubernamentales en la pequeña nación insular.

También Brasil y los Estados Unidos hicieron llegar en conjunto una donación de 500.000 dólares que se van a utilizar en diversos procesos de siembra rápida, de modo tal de poder comenzar a paliar lo antes posible la hambruna que ya se empieza a hacer sentir en el territorio haitiano a pesar de los esfuerzos por proveer de los alimentos básicos que está haciendo la comunidad internacional y en especial su vecino más próximo, la República Dominicana, con quien Haití comparte el territorio de la isla “La Española”.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) informó hace poco que por efectos del terremoto la lucha contra la pobreza en Haití tuvo un retroceso de al menos 10 años, ya que se regresó a un porcentaje por encima del 70% de la población viviendo en situación de extrema pobreza.

Esta primera ayuda que hizo llegar el BM forma parte de un paquete de 100 millones de dólares en ayuda que el organismo multilateral anunció horas después del sismo.

La directora del Banco Mundial para la zona del Caribe, Yvonne Tsikata, dijo a través de una conferencia telefónica desde Santo Domingo, que la reunión de la participó durante dos días en esa ciudad junto a representantes de más de 20 países, 16 organizaciones multilaterales y miembros del empresariado y la diáspora haitiana, fue “muy exitosa” ya que allí se preparó la Conferencia de Donantes para Haití, que tendrá lugar el 31 de marzo próximo en Nueva York y donde se espera conseguir mucha más ayuda para el devastado pequeño país caribeño.

De esa reunión se espera que nazcan soluciones concretas para el restablecimiento de las funciones económicas y financieras que son imprescindibles para cualquier Estado del mundo, y que en Haití se encuentran totalmente desensambladas y fuera de acción.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies