El BID aumenta su capital y promete un período de mayor transparencia

Todos los gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobaron hace pocos días una ampliación de capital por la nada despreciable suma de 70.000 millones de dólares y se propusieron iniciar una era que aseguran será la de mayor transparencia en la historia de la entidad financiera internacional.

Estos nuevos recursos, que se aprobaron después de un muy largo proceso negociador que empezó casi un año atrás y se aprobaron finalmente en la madrugada del último domingo tras una reñida votación, harán que el BID pueda destinar alrededor de 12.000 millones anuales de la moneda estadounidense a los países de región centro y sudamericana.

Ya el año pasado el organismo financiero multilateral había dado créditos por la cifra récord de 15.500 millones de dólares, pero al mismo tiempo advirtió en su momento que en caso de no poder lograr fondos adicionales, se vería obligado a reducir los préstamos otorgados a un nivel cercano a los 7.000 millones de dólares.

Durante la misma e importantísima reunión plenaria que se llevó a cabo en la ciudad mexicana de Cancún con la presencia del presidente de México Felipe Calderón, los gobernadores del BID aprobaron la condonación de la deuda de 479 millones de dólares que la República de Haití tiene con el organismo financiero, de los cuales 447 millones corresponden a una deuda ya contraída con anterioridad y los restantes 32 millones a un préstamo de mediados de enero de este año dado como parte de un paquete de ayuda tras el terremoto que devastó a la pequeña nación caribeña.

Pero la situación de Haití requiere una estrategia especial dada la magnitud del desastre, y entonces las autoridades del Banco decidieron otorgarle además una ayuda no reembolsable de 200 millones de dólares anuales durante los próximos diez años.

Sobre todo los países de la zona caribeña, que son prestatarios de la entidad interamericana, celebraron la decisión de la ampliación de capital, con la cual se espera que se deriven más recursos para apoyar los planes presupuestarios de los gobiernos de la región, dado que así se garantiza el acceso a recursos sustanciales del BID.

El presidente Calderón consideró que el 2.010 será un año difícil para los países de Latinoamérica y el Caribe para poder acceder al crédito en condiciones favorables, puesto que los países más industrializados serán los que acaparen la financiación disponible a tasas convenientes.

“Por eso todo lo que el BID pueda hacer por las naciones de la región será bienvenido y muy agradecido”, afirmó el mandatario mexicano.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies