Alemania y Francia arreglan la ayuda a Grecia con la colaboración del FMI

El presidente de Francia Nicolas Sarkozy y la canciller de Alemania Ángela Merkel al fin parecen haber llegado a un principio de acuerdo para instrumentar la ayuda para un eventual rescate financiero a Grecia.

De este acuerdo forma parte el Fondo Monetario Internacional y un sistema de préstamos bilaterales de los distintos países de la Eurozona.

El acuerdo se alcanzó durante un almuerzo entre los dos mandatarios celebrado antes del inicio del Consejo Europeo que se está llevando a cabo en Bruselas. En él el objetivo es conseguir que los griegos puedan acceder a la financiación de su muy abultada deuda pública con un tipo de interés diferenciado y próximo al 3%, como el resto de sus socios de la zona euro.

El acuerdo quedó asentado en un breve documento de apenas una página que una vez rubricado se le trasladó al presidente permanente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, quien a su vez negocia con el resto de los países para conseguir el consenso necesario para seguir adelante con los próximos pasos.

Alemania y Francia proponen que sea el FMI el primero en contribuir con un préstamo para que luego, con el correr del tiempo, se vayan implementando nuevos créditos originados en los demás países de la Eurozona.

Previamente al almuerzo entre Sarkozy y Merkel, José Luis Rodríguez Zapatero, jefe del gobierno de España que ocupa en estos meses la presidencia de turno de la Unión Europea, se entrevistó con Merkel y al cabo de esta entrevista manifestó haber notado un gran cambio en su parecer, puesto que si bien por la mañana la canciller aseguraba a quien quisiera escucharla que la ayuda a Grecia todavía no era necesaria, horas después mostró una “muy buena disposición” para destrabar la situación y permitir la concreción del plan de rescate.

Una vez que se anunció el principio de éxito en las negociaciones, las Bolsas europeas reaccionaron de manera muy favorable, con subidas en casi la totalidad de ellas.

Ya la cosa venía con buenos ánimos desde que pocas horas antes el Banco Central Europeo había anunciado que mantendría las facilidades para el acceso al crédito más tiempo del que se había previsto en un principio, lo cual también contribuyó a aliviar la presión sobre la deuda griega

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies