El semanario inglés “The Economist” critica al gobierno español por su actuación ante la crisis

No es la primera vez que ocurre. Nuevamente el semanario inglés “The Economist” publicó un artículo titulado “The mañana síndrome” en el que critica la política que está llevando a cabo la administración de José Luis Rodríguez Zapatero en España para hacer frente a la crisis económica.

Para el semanario británico son muchas las cosas que todavía hay que poner en orden en cuanto a la administración de los fondos de los que dispone el gobierno español para hacer frente a la situación, y la factura que deberá afrontar será sin lugar a dudas muy cara.

En el artículo, se hace referencia a los problemas estructurales de España, los que parecen haber estado mucho tiempo tapados por la que ahora se sabe fue una inexistente bonanza inmobiliaria, escondidos en la ya tristemente célebre “burbuja inmobiliaria”.

Estos problemas, lejos de desaparecer, están creciendo con el paso de los meses, y la solución a los mismos no parece ser muy viable al menos en el corto y mediano plazo.

Para el semanario inglés, el gobierno de España está en estos momentos haciendo gala de una evidente falta de voluntad para llevar adelante una serie de cambios radicales que puedan contribuir a mejorar la situación, por lo que no es temerario esperar que la nación española quede, en el proceso de recuperación de la crisis, evidentemente rezagada con respecto a sus vecinos de la Eurozona.

Se hace una comparación entre la actual situación de España con la que vivieron en su momento Portugal y Japón, lo que posiblemente y en términos de progreso a todo nivel traiga aparejada como consecuencia la pérdida de al menos una década.

En el escrito se hace mención al paro y al déficit público que está soportando España en estos momentos, parámetro este último que en el transcurso del año pasado estuvo cerca del 11% del PIB español.
Para soluciones de fondo a estos problemas la publicación inglesa le pide al Ejecutivo español reformas “de calado” en las finanzas públicas, mientras que por otro lado las considera improbables.

Como decíamos, no es ésta la primera vez que el semanario británico la emprende contra el Gobierno español y su actuación frente a la crisis.

Ya en noviembre pasado consideró a España como “el nuevo enfermo de Europa”, y muy poco tiempo después criticó duramente la designación de Zapatero en la presidencia de turno de la Unión Europea.
Quizás el momento más álgido se vivió en febrero de este año, cuando a pesar de algunos vientos a favor del gobierno de España, “The Economist” le pidió públicamente a Rodríguez Zapatero liderazgo para poder superar “la desidia y la paranoia” de su gestión.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies