Latinoamérica tendrá tendencia ascendente de crecimiento según el Banco Mundial

Ngozi Okonjo-Iweala es una de las directoras ejecutivas del Banco Mundial, y pronosticó hace apenas horas en Colombia que de acuerdo a las cifras que maneja el organismo de crédito internacional, el conjunto de Latinoamérica va a entrar, si es que ya no lo hizo, en una senda de crecimiento económico que durará bastante más del 2.010.

La funcionaria informó que “estamos proyectando un 3% de crecimiento en toda América Latina para este 2.010 que está transitando su primer trimestre, y las previsiones nos indican que en el 2.011 el crecimiento podría subir un 20%, para situarse en el 3,6% en toda la región”.

Estas declaraciones fueron hechas en la apertura del Evento de Alto Nivel de Cooperación Sur-Sur y Desarrollo de Capacidades, que reunió a delegaciones de 131 países y contó también con la presencia el presidente de Colombia Álvaro Uribe y el subsecretario general de Naciones Unidas para Asuntos Económicos y Sociales, el chino Sha Zukang.

Okonjo-Iweala habló muy favorablemente del bloque latinoamericano debido a su desempeño durante la crisis económica global de la que todo el planeta está mostrando recién ahora algunos atisbos de recuperación.

Repitió la frase que muchos funcionarios de organismos internacionales han venido diciendo en estos últimos tiempos, aquella que asegura que los países latinoamericanos aprendieron muy bien las lecciones del pasado, lo cual les permitió enfrentar esta nueva e inédita crisis desde una posición muy diferente a las anteriores, por cierto mucho más favorable.

Las naciones de la región pudieron autoasegurarse de una manera razonable, amortiguando los embates de la crisis con una mayor posesión de reservas extranjeras fuertes.

De esta forma el manejo de sus economías se tornó más sencillo y la salida de la crisis fue bastante menos traumática de los que se suponía.

Con respecto a la situación a nivel mundial, Okonjo-Iweala opinó que ésta es todavía frágil, por lo que los países desarrollados deben continuar a su juicio con los programas de estímulos fiscales que mantienen en sus propios territorios.

Para la funcionaria, si las naciones más desarrolladas salen demasiado rápido de los planes de estímulo, se va a llegar a una situación tal que muy posiblemente desemboque en una nueva recesión a nivel mundial.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies