El desempleo en los Estados Unidos sigue cerca del 10%, pero con pronóstico favorable

Según los especialistas en la materia, a pesar de que el paro en los Estados Unidos continua rozando el 10% de la población económicamente activa, hay indicios de que el ciclo de destrucción de empleo está llegando a su punto final.

En marzo se firmaron en firme 162.000 nuevos contratos laborales, una cifra alentadora frente a los 14.000 puestos laborales perdidos en febrero.

Ya en la revisión definitiva de la situación reinante en enero de este año se obtuvo un resultado también de 14.000 nuevos empleos.

Todas estas son cifras por cierto alentadoras, pero que en parte se ven opacadas por la realidad imperante, que es aquella que recuerda que durante la recesión que se produjo como consecuencia de la crisis económica global se perdieron en todo el país al menos 8.500.000 puestos de trabajo.

El paro en el mercado laboral estadounidense sigue en el 9,7%, pero en marzo se crearon un alentador número de nuevos empleos, en lugar de continuar perdiéndolos como venía sucediendo hasta hace apenas un par de meses.

Todo parecería indicar que se arribó al punto de inflexión tan esperado por todos, aquél en que la curva del empleo rebotase y en vez de seguir cayendo retomara la pendiente alcista.

El presidente Barack Obama, en una visita a un establecimiento fabril de Carolina del Norte, aseguró que las perspectivas han cambiado para bien, pero que todavía es mucho el camino que queda por recorrer.

Los indicadores de Wall Street habían pronosticado un dato algo mejor para marzo, donde la creación de nuevos empleos iba a estar muy cerca de los 200.000 puestos y el desempleo caería alrededor del 0,1%.

Anta las diferencias no muy grandes pero diferencias al fin que se produjeron con la realidad incontrastable de los números obtenidos, se comenzó rápidamente a observar los detalles más sutiles del desenvolvimiento del mercado laboral.

Es allí donde se observa que se produjo un redireccionamiento hacia el sector público, simplemente por la contratación de casi 50.000 personas para realizar el mismo censo laboral del que estamos dando cuenta.

El número de contrataciones en el sector público va a seguir creciendo al menos hasta junio, ya que las autoridades gubernamentales van a necesitar un promedio mensual de 135.000 personas para finalizar el trabajo y dar a conocer los resultados definitivos.

Parece una paradoja pero es una realidad que ayudó a dar trabajo a muchos estadounidenses: averiguar la cantidad exacta de parados crea nuevos empleos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies