El Banco Mundial se ocupará de Haití con casi 500 millones de dólares a mediano plazo

El Banco Mundial (BM) va a destinar la suma de 479 millones de dólares para planes de ayuda en la reconstrucción de la República de Haití, casi destruida por un terrible terremoto a principios de año.

Esta ayuda será desglosada de la siguiente forma: 250 millones de dólares son en realidad los fondos frescos que el organismo internacional le destinará a la nación caribeña. Asimismo le condonará la deuda de 39 millones de dólares que Haití mantiene con el BM, y el resto hasta completar la cifra anunciada proviene de donaciones de otras organizaciones que se canalizarán a través del Banco.

También comunicaron las autoridades del Banco que será responsable de la gestión fiscal del Fondo de Reconstrucción de Haití, que fue creado a pocos días del cataclismo por el propio gobierno de Haití y múltiples donantes, institucionales y particulares, en medio del caos reinante por ese entonces en la nación caribeña.

No es preciso decir que este terrible desastre natural no encuentra bien parado no sólo a Haití sino a la mayoría de las naciones en condiciones de ayudar al pueblo centroamericano, puesto que los efectos de la crisis económica global todavía se hacen sentir en la mayoría de los países, tanto aledaños como alejados de Haití.

El mencionado Fondo va a permitir que todos los socios, los donantes bilaterales, el BID y hasta las Naciones Unidas puedan trabajar en forma coordinada, logrando de esta manera que la ayuda vaya directamente a cubrir las prioridades sustanciales que en la actualidad tienen las autoridades haitianas, evitando así que se desperdicie dinero en cosas que hoy por hoy no son de extrema necesidad.

El presidente del BM, Robert Zoellick, señaló en un comunicado que lamentablemente este desastre detonó inesperadamente la oportunidad para todos de hacer las cosas de manera diferente, centralizando las acciones y no actuando individualmente, como generalmente venía sucediendo hasta ahora.

Para Zoellick lo importante en estos momentos no es tanto el dinero en sí que se le pueda hacer llegar a los haitianos, sino que el pueblo de Haití obtenga de todo esto un verdadero beneficio en medio de tanto dolor, a través de un buen gobierno y la cooperación eficaz, rápida y bien dirigida de los donantes.

Son en total 14 los países que se comprometieron en conjunto a pagar entre todos la deuda que Haití mantiene con el BM, además del descuento en los intereses que el propio Banco ha realizado.

Las Naciones Unidas por su parte están organizando un ambicioso plan para lograr hacer llegar al pequeño y maltrecho país centroamericano 3.900 millones de dólares de parte de la comunidad internacional.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies