Alan Greenspan dice que la crisis fue culpa de las grandes empresas hipotecarias

Alan Greenspan, el famoso y controvertido ex presidente de la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed), manifestó hace pocas horas ante una comisión creada por el Congreso de su país para estudiar las causas de la crisis global del sistema financiero que comenzó en el año 2.008, que el proceso especulativo con las hipotecas de alto riesgo, que hoy se sabe fueron la principal causa de la crisis, estuvo estimulado fuertemente por las agencias hipotecarias semipúblicas estadounidenses.

De hecho cargó las tintas principalmente contra las agencias paraestatales Fannie Mae y Freddy Mac, a las que acusó de ser las principales responsables de la debacle económica y que debieron ser rescatadas por las arcas gubernamentales en plena crisis.

Estas dos grandes empresas hipotecarias dominaron durante años el mercado inmobiliario de los Estados Unidos. Ahora están bajo estricto control del Estado, pero aún antes del comienzo de la crisis global ya funcionaban como entidades al amparo de las arcas gubernamentales.

Greenspan a pedido de los integrantes de la comisión hizo un relato pormenorizado de los factores que a su juicio desataron la hecatombe económica y financiera que debió soportar el mundo, aún hoy con consecuencias bastante serias en muchos países.

Para el economista, desde el año 2.003 hubo una gran conversión de hipotecas de alto riesgo en títulos de especulación financiera, lo que se constituyó en una de las causas fundamentales de la crisis.

Otro factor a tener en cuenta por su importancia fue la nefasta intervención de estas dos hipotecarias “paraestatales”, las que en todo momento estimularon la concesión de hipotecas de alto riesgo, que nadie sabía si iban a poder ser reintegradas en tiempo y forma, o al menos reintegradas alguna vez.

Estas hipotecas comenzaron a circular en todo el sistema financiero como moneda corriente de transacciones, y no hicieron otra cosa que contaminar completamente el andamiaje financiero primero de los Estados Unidos y después de casi todo el mundo.

Greenspan defendió siempre los derivados de los productos financieros, aunque en esta ocasión advirtió a los congresistas de que las autoridades reguladoras no van a poder evitar otra crisis en caso de que las condiciones se den, pero sí tomar las medidas necesarias para minimizar sus consecuencias.

Es imprescindible para Greenspan que los Gobiernos pongan en marcha nuevos métodos de control financiero porque de lo contrario todo el sistema global vivirá al borde del abismo de una nueva crisis, de la cual quizás esta vez no haya retorno.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies