Las remesas de los países latinoamericanos, protagonistas de la crisis

Que el dinero que los migrantes en el exterior de su país envían a sus familiares constituye un importante ingreso de divisas, sobre todo para las familias en cuestión, nadie lo pone en duda.

Pero que en estos tiempos de crisis económica global las remesas enviadas a las naciones sobre todo de Centroamérica y del Caribe iban a transformarse en principales protagonistas del panorama económico, parecía al menos hasta el inicio de esta crisis algo poco probable.

Lo concreto es que esto está sucediendo desde el inicio de la “hecatombe” económico y financiera que sacude al mundo desde hace casi dos años.

En el caso particular de México, el flujo de las remesas que los mexicanos viviendo en el extranjero envían a su país bajó en el primer bimestre de este año 2.010 prácticamente un 15%, según datos oficiales que dio a conocer el lunes de la semana anterior el Banco de México.

En el informe en el que se analiza la situación que se está viviendo en territorio mexicano por efectos de la crisis que todavía no termina de irse de ese país, Banxico informó que las remesas entre enero y febrero de este año sumaron 2.869 millones de dólares, frente a los 3.371 millones de la misma moneda que se habían obtenido por envíos desde el exterior durante el mismo bimestre del 2.009.

En febrero del 2.010 las remesas sumaron 1.548 millones de dólares, un 14,11% menos que en el mismo mes del año anterior pero sin embargo mostrando un repunte del 17% frente al dinero ingresado por el mismo ítem en enero de este año.

En muchos países caribeños las remesas son enviadas tanto de los Estados Unidos como de Europa, pero en el caso particular de México ese dinero es enviado casi en su totalidad desde los Estados Unidos, y aunque resulte difícil de entender se constituyen en la segunda fuente de ingresos del país, ubicándose sólo por detrás de las divisas que ingresan por la exportación de petróleo.

Hace ya varios meses que las remesas que llegan a México están teniendo un comportamiento a la baja, y más allá de que el número de migrantes mexicanos pueda o no variar en territorio estadounidense, el Banco Central de México señaló que la principal razón de la caída de las remesas es la desaceleración de los parámetros económicos de los Estados Unidos como consecuencia de la crisis, y siendo éste el lugar donde radica la inmensa mayoría de los emigrantes mexicanos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies