Nadie confía demasiado en lo que pronostica el Gobierno español

Ni el Banco de España, ni el FMI, ni la OCDE ni ningún economista que se precie de cierta exactitud en sus previsiones confían demasiado en lo que el Gobierno de España pronostica para los próximos meses en cuanto a la situación que presentará el país frente a los efectos que aún perduran de la crisis económica global.

Todos suponen a ciencia cierta que la recuperación no va a ser tan vigorosa como espera la administración de José Luis Rodríguez Zapatero, y las actuales perspectivas en cuanto al paro y al déficit público se van a mantener por más tiempo del pronosticado, incluso con valores todavía mayores que los de hoy en día.

Funcas publicó en estos días sus previsiones para la economía española recopilando los pronósticos de los principales operadores económicos de España, y no existe uno solo de la decena de operadores consultados que para el año próximo estime que se vaya a alcanzar el crecimiento del PIB que espera el Gobierno, y que es del 1,8%.

Todas los cálculos oscilan entre 0,5 y 1,5% con un promedio del 1%, o sea prácticamente la mitad de lo que cree el Gobierno.

Pero el problema no es sólo para el año próximo. Tampoco confían los analistas en los pronósticos para este año. Todos suponen una caída del PIB por encima del 0,3% que estiman las autoridades.

La única “mosca blanca” es el economista en jefe de Intermoney José Carlos Diez, quien asegura que la economía española crecerá en el 2.010 un 0,7%, impulsada por la inversión en bienes de equipo y el consumo hogareño.

Las diferencias entre todos los pronósticos para el 2.010 y las del Gobierno no son tan grandes como se podría esperar, ya que oscilan en una caída del 0,5%, es decir 0,2% más de lo que espera la administración central.

Por otra parte coincide bastante el perfil de salida de la crisis con el que supone el Ejecutivo.

Todos apuntan a que las tasas trimestrales habrían dejado de ser negativas en el primer trimestre de este año, para el que se espera que la variación sea nula y no continúe cayendo.

Las expectativas para el mercado laboral tampoco son buenas.

Mientras el Gobierno espera para este año una media del 19% de parados, todos los consultados por Funcas no bajan sus previsiones del 19,6%, y lo peor es que creen que en el 2.011 las cosas no van a mejorar y la tasa de paro podría incluso ser algo mayor a la que se espera para el 2.010.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies