Las autoridades mexicanas prevén un buen crecimiento para el año próximo

El gobierno de México de acuerdo a sus estimaciones prevé que el PIB mexicano crecerá en el 2.011 alrededor del 4%, mientras que estima que la inflación anual rondará el 3%, todo esto con un valor para el barril de crudo de poco más de 65 dólares.

Todos estos datos oficiales fueron dados a conocer por el Ministerio de Hacienda del país centroamericano.

Ernesto Cordero, el titular de la Secretaría (Ministerio) de Hacienda de México afirma que de acuerdo al Proyecto presupuestario que se presentó al Congreso de su país y que deberá ser aprobado como máximo el próximo mes de noviembre, el déficit público en el 2.011 se ubicará en el 2,3% del PIB, lo que implicaría una caída del 0,4% si se lo compara con el de este año.

Hace pocas semanas el Gobierno modificó sus previsiones, subiendo las expectativas de crecimiento económico en este 2.010 que estamos atravesando del 3,9% original al 4,1%.

Basó esta confianza en la mejoría de la situación económica en la reactivación lenta pero consistente que se observa en la economía mundial, especialmente por el repunte que está experimentando la actividad industrial de los Estados Unidos.

Como ya dijimos, los cálculos para el desarrollo de la economía mexicana están basados en un precio del barril de crudo, el principal producto de exportación del país, de U$S 65,07. Se prevé sin embargo una leve caída en la explotación y producción petrolera.

Según los datos que maneja la Secretaría de Hacienda, la producción de crudo se va a ubicar el año próximo en aproximadamente 1.060.000 barriles diarios, con una caída con respecto al presente año de 52.000 barriles por día.

El Proyecto presupuestario aclara que las cifras se basan en un “escenario inercial”, en el que no están tenidos en cuenta eventuales cambios en el régimen fiscal vigente en este año.

También advierte que ninguna estimación podrá ser sostenida en el tiempo en el caso de que el escenario mundial sufra un brusco cambio como el que desembocó en la crisis económica global.

Ya este proyecto anticipa que a partir de la segunda mitad del 2.010 los estímulos fiscales dejarán de contribuir al crecimiento y que en el 2.011se retirará gradualmente el estímulo monetario vigente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies