El ex premier islandés es acusado de “negligente” durante la crisis global

Un informe que dio a conocer hace apenas un par de días el Parlamento de Islandia sobre las causas que produjeron la quiebra financiera de ese país en octubre del 2.008 pone en evidencia el mal desempeño de varios dirigentes que por esa época en que la crisis global hacía estragos en casi todo el mundo ocupaban puestos considerados claves en la Administración islandesa durante el derrumbe económico del país.

Entre los considerados responsables de la crisis están el ex premier Geir Haarde y el ex gobernador del Banco Central de Islandia David Oddsson.

Haarde pertenece al Partido de la Independencia, de neto tinte conservador, y gobernó Islandia entre 2.006 y 2.009 hasta su renuncia en febrero de este último como consecuencia del derrumbe económico de la nación islandesa.

Los conservadores llevaban 18 años en el poder, pero la mala gestión de Haarde se encargó de que éste pasase a manos del opositor Partido Socialdemócrata en abril del 2.009.

En el informe que mencionamos, se deja expresa constancia que “el antiguo primer ministro, el ex ministro de Finanzas Arni Mathiessen y el ex ministro de la Banca islandesa hicieron gala de una extrema negligencia poco antes de la caída de los tres grandes Bancos islandeses”.

El informe consta de varios miles de páginas y no ahorra tampoco críticas a David Oddsson, el gobernador del Banco de Islandia.

Este informe que lleva por título el sugestivo nombre de “Verdad” fue elaborado por una Comisión especial del Senado formada a fines del 2.008, cuando ya el derrumbe era inevitable.

Esta fue la época en que los tres grandes Bancos islandeses debieron ser nacionalizados ya que su situación era totalmente insostenible.

Según el informe buena parte de la culpa de esta situación fue el rápido e inestable crecimiento de estas entidades, que en tan solo siete años se hicieron 20 veces más grandes de lo eran en su momento, considerando así la Comisión que ésta fue la principal razón del golpe económico que sumado a la situación mundial llevaron a Islandia al borde de la catástrofe.

Ahora, y a consecuencia de la crisis, el actual gobierno de centro izquierda está tratando de sacar adelante una ley que permita devolver a los ahorristas holandeses y británicos los casi 4.000 millones de euros en depósitos que perdieron al producirse la gran quiebra bancaria.

Pero el pasado 6 de marzo se llevó a cabo un referéndum convocado para saber si la población aceptaba la indemnización, y la victoria del NO fue realmente aplastante.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies