El PIB chino creció casi un 12% en un trimestre y hay temores por un recalentamiento de la economía

Los parámetros económicos de China subieron un 11,9% durante el primer trimestre de este año con respecto al mismo período del año anterior lo cual acelera todavía más la recuperación de la crisis económica global del gigante asiático.

Estas cifras realmente fuera de lo común están desatando los primeros temores al riesgo de un sobrecalentamiento de la economía.

A fines del año pasado los números macroeconómicos de la nación más poblada del mundo ya hablaban de una tendencia alcista que hizo que China cerrara el 2.009 con una subida de su PIB del 8,7%.
Al contrario de lo que ocurre en el resto del mundo, las autoridades chinas tienen esperanzas que con el correr de los meses esta tendencia alcista se modere.

Esta fue la subida trimestral más importante en casi tres años, desde el segundo trimestre del 2.007 cuando la economía subió un 12%.
Según las cifras que dio a conocer Li Xiaochao, el portavoz del Buró Nacional de Estadísticas de China (BNE), el PIB chino entre enero y marzo del 2.010 alcanzó los 1,17 billones de dólares, con lo cual los objetivos planteados por el gobierno para todo el año ya estarían casi cumplidos.

La administración central de Pekín prevé cerrar este año con un crecimiento interanual de alrededor del 8%, a pesar de que el Banco Mundial eleva esa cifra al 9,5% y el Banco de Desarrollo Asiático al 9,6%.

Pero Xiaochao trata de “darse ánimos” al afirmar que a pesar de la subida del primer trimestre alcanzar esa cifra quizás no sea tan sencillo.

Sencillamente estamos hablando literalmente del “mundo del revés”, donde una nación en medio de una crisis económica global sin precedentes hace esfuerzos por no crecer al ritmo que lo está haciendo.

En el primer trimestre del año, las ventas al por menor, que representan el principal indicador del consumo, crecieron un 18% con respecto al mismo período del 2.009.

Esto es una buena noticia para el gobierno que quiere fomentar el mercado interno para compensar la caída de las ventas al exterior a consecuencia de la crisis.

Li Xiaochao terminó su alocución afirmando que “los precios en el mercado internacional son altos, algunos países todavía enfrentan crisis relacionadas con su deuda y los chinos hemos de enfrentarnos a muchas incertidumbres de aquí a varios meses”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies