La Agencia Internacional de la Energía (AIE) observó hace un par de días que un alza en el precio el petróleo podría amenazar con un importante retraso en la recuperación económica de las principales economías del planeta después de la crisis económica global.

La AIE presentó un informe en el que prevé que la demanda de crudo crezca alrededor del 2% durante este año con respecto al año anterior.

Pero el alto precio que en la actualidad tiene el petróleo y lo dificultoso que en estos días es el acceso al crédito pueden llegar a estancar la incipiente reactivación económica en la OCDE.

Recordemos que la AIE representa los intereses de los países más industrializados del mundo.

De acuerdo a este mismo informe, el mercado petrolero se está “recalentando” peligrosamente con el barril de crudo a alrededor de 85 dólares, con lo cual de mantenerse ese umbral para su comercialización los problemas podrían comenzar a aparecer en el mercado internacional, sobre todo para los países netamente importadores del vital combustible.

Se espera que en el transcurso del 2.010 el mundo consuma aproximadamente 87 millones de barriles de petróleo diarios, frente a los 85 millones por día que se consumieron el año pasado.

Esta subida en la demanda se debe principalmente al consumo asiático y a una actividad que se espera sea algo mayor que el año anterior en los Estados Unidos y Oriente Medio.

El informe señala que China continúa creciendo más de lo previsto y su consumo de petróleo es bastante superior al estimado en un principio.

Europa sin embargo tiene bastantes problemas en retomar el ritmo de producción industrial anterior a la tremenda recesión del año pasado, y estos problemas se ven agravados por la situación de Grecia, que mantiene la incertidumbre acerca del futuro de la moneda común europea.

La caída en la producción de crudo que se ha venido registrando en los últimos meses se debe casi en su totalidad a la merma que produjeron los países de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que en marzo de este año registró el primer retroceso significativo en su producción en más de un año, al bajar la cantidad de barriles de crudo casi 200.000 unidades por día.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies