Para Brasil y China es necesario un “nuevo orden global”

En el marco de la cumbre del grupo BRIC que se celebró recientemente en Brasilia, los presidentes de Brasil y China, Luiz Ignacio Lula Da Silva y Hu Jintao tuvieron una reunión bilateral durante la cual insistieron en la necesidad de establecer un “nuevo orden mundial” a consecuencia de los importantes cambios que se produjeron por la crisis económica global.

Acordaron en el marco de esta reunión una cooperación más estrecha entre sus países, dos de las más grandes economías emergentes, para fortalecer el eje Sur-Sur.

La cumbre del BRIC, que además integran Rusia y la India, se llevó a cabo junto a la del grupo IBSA, que está formado por Brasil, India y Sudáfrica.

El presidente chino aseguró haber trazado con su par de Brasil los lineamientos para un plan de cooperación entre los años 2.010 y 2.014 de forma tal de lograr una mayor armonía y coordinación entre los dos países.

Para Lula, estas reuniones entre las grandes potencias emergentes no hacen otra cosa sino confirmar que se ha producido el nacimiento de una nueva geografía económica mundial.

Lula sostuvo enfáticamente que Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica comparten tanto valores primordiales como preocupaciones a nivel global, entre las que destacó las derivadas de esta crisis global cuyos efectos aún no se disiparon y traen serios problemas a más de una de las grandes potencias mundiales.

Dio también Lula Da Silva mucha importancia a los planes de cooperación con África y con el resto de los países en desarrollo que se mueven dentro y alrededor de los grupos BRIC e IBSA, subrayando en todo momento el carácter solidario de este nuevo orden económico que promueven el conjunto de naciones en desarrollo.

Específicamente en el marco de las relaciones bilaterales con China, destacó que esta gran nación desplazó este año a los Estados Unidos como el principal socio comercial de Brasil, informando que el intercambio comercial entre los dos países llegó el año pasado a los 36.000 millones de dólares.

El presidente de Brasil exhortó a los empresarios asiáticos a aprovechar las extraordinarias posibilidades de inversión que en la actualidad tienen en el proceso de modernización de la infraestructura brasileña, de cara a los preparativos para el Mundial de Fútbol del 2.014 y los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro del año 2.016.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies