España, que en estos momentos preside la Unión Europea, considera la próxima cumbre UE- Latinoamérica y Caribe a celebrarse dentro de poco en Madrid como un acontecimiento de vital importancia y hace apuestas para lograr por lo menos sus objetivos de base.

Es por eso que el Secretario de Estado para Iberoamérica, Juan Pablo de la Iglesia, espera que este próximo encuentro vaya más allá de lo estrictamente protocolar para transformarse en un acontecimiento de verdadera importancia para la marcha de las relaciones europeas/latinoamericanas.

Y dentro de este contexto, Cuba está llamada a ser una de las claves políticas de este cónclave.

En declaraciones a la prensa, de la Iglesia hizo una serie de muy interesantes consideraciones acerca de la reunión que se celebrará en los próximos días. Veamos algunas de ellas.

En relación específica con la situación de Cuba, llegó el momento de plantearse si el bloqueo al que sigue siendo sometido el país caribeño es el más acertado habida cuenta que la relación bilateral y multilateral en todo el mundo es totalmente diferente a aquélla en la que se impuso ese bloqueo.

Con respecto a Brasil, su liderazgo continental va mucho más allá de las fronteras latinoamericanas, porque desde hace ya muchos años Brasil se ha transformado en un actor global cuya mirada excede permanentemente su participación en Latinoamérica.

Parece que finalmente llegó la época en que los golpes de estado en América Latina desde los mismos Estados, a pesar de ser algo concretamente posibles, han dejado de ser una salida viable para los problemas de la región, si es que alguna vez lo fueron.

Se instaló al parecer definitivamente el respeto por las creencias y formalidades democráticas, y en la actualidad el respeto por las instituciones de la democracia es algo que está más allá de toda discusión.

Según De la Iglesia, se notaron en estos últimos tiempos elementos que demostraron cambios de tendencias en casi todos los aspectos, sin ir más lejos aquéllos que marcaron la muy buena actuación de la región con respecto a la crisis económica global.

Pero el líder indiscutido de toda América y posiblemente del mundo, los Estados Unidos, tienen todavía como una importante asignatura pendiente: una mayor apertura, una mayor presencia en toda la región que haga que desaparezca la sensación de insatisfacción que todo el continente tiene para con el comportamiento de los estadounidenses.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies