Un importante sindicato agrario de Francia presiona contra los acuerdos UE-Mercosur

Francia tiene en estos momentos varias organizaciones agrarias. Y la principal de ellas, la Federación de Nacional de Sindicatos de Explotadores Agrícolas (FNSEA) le pidió expresamente al presidente Nicolás Sarkozy que ejerza sus influencias para presionar a la Unión Europea para que decline sus intenciones de relanzar las negociaciones para lograr un acuerdo de libre comercio con el Mercado Común del Sur (Mercosur).

Los máximos directivos de la Federación indicaron que el costo que soportaría, en caso de concretarse el acuerdo, la agricultura de buena parte de Europa sería demasiado grande y peligroso para los intereses comunitarios.

Es así que la FNSEA expresó sus deseos de que las autoridades francesas “hagan presión” sobre la Comisión Europea para poder detener la iniciativa de su presidente José Manuel Durao Barroso, que cuenta con el apoyo de la presidencia española, actualmente a cargo de la UE.

El poderoso sindicato francés ya advirtió que no tiene intenciones de ser la variable de ajuste en las negociaciones comerciales o políticas entre los dos grandes bloques, al señalar que un acuerdo de libre intercambio comercial con el Mercosur traería aparejados numerosos y graves problemas en el sector europeo, particularmente los productores cárnicos, y pondría en serio peligro la continuidad en el mercado de muchos productores.

La FNSEA calculó concretamente las pérdidas en la ganadería de toda Europa en valores de entre 3.000 y 5.000 millones de euros.

Para la Federación ya son desequilibradas en estos momentos las relaciones entre los dos bloques por las diferentes normas que existen no sólo entre la Unión Europea y el Mercosur, sino incluso entre los países de este último bloque.

La FNSEA insiste en que en estos momentos de resabios de la crisis económica global el tema pasa por no añadir nuevos desequilibrios a los ya existentes para no agravar todavía más la situación.

Cabe recordar que el Ejecutivo europeo anunció el martes pasado que se reanudaban las conversaciones con el Mercosur, las que se encontraban estancadas desde el año 2.004.

Pero Barroso defiende la reanudación de las negociaciones estimando que un resultado positivo puede redundar seguramente en beneficios en términos de empleo y de crecimiento económico para ambas partes involucradas.

España está interesada en que estas negociaciones lleguen a buen término para lograr un tratado de cooperación con el bloque latinoamericano en la cumbre de Madrid del próximo 17 de mayo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies