En Cuba Raúl Castro nombra nuevos militares en los sectores claves en crisis

A raíz de lo que el presidente de Cuba Raúl Castro califica de “errores y deficiencias” en el cumplimiento de sus tareas, se incorporaron nuevos militares al equipo de gobierno en sectores considerados claves para la marcha económica del país y en estos momentos en situación de crisis muy grave.

Entre los nuevos integrantes del gabinete cubano figura Antonio Enrique Lussón, un General de División de 80 años de edad considerado histórico en el proceso revolucionario cubano.

Los medios de prensa de Cuba, todos bajo la órbita oficial, se limitaron a informar el cambio de autoridades sin hacer ningún tipo de comentarios.

Según la información, fueron “liberados” de sus cargos el Vicepresidente y titular del Ministerio de Transportes Jorge Luis Sierra y el titular de la cartera de Azúcar Luis Manuel Ávila González.

Para los expertos en política cubana, Castro reemplazó a los funcionarios en un intento de posicionar en el Gobierno a militares de extrema confianza y de hacer saber a la población que no permitirá ningún tipo de “deficiencias” en las tareas gubernamentales.

Sierra fue nombrado por Raúl Castro en el año 2.006 al realizar el segundo cambio importante de gabinete después de asumir el gobierno en forma provisional por la enfermedad de su hermano, el mítico Fidel Castro.

Fue ascendido a vicepresidente en febrero del 2.009 y era considerado en ese momento dentro de las jóvenes promesas de la Revolución cubana.

Pero ahora, por “errores cometidos en el desempeño de sus funciones” ha perdido su puesto en el equipo gubernamental a manos de dos militares, el citado Lussón, un general de 80 años que acompaño a Fidel en buena parte de su presidencia y ha vuelto a ser nombrado Vicepresidente de la República, y César Ignacio Arocha, de 51 años de edad y una vasta trayectoria en el seno de las fuerzas armadas cubanas, que ocupará el fundamental ministerio de Transporte de Cuba, inmerso en un largo y penoso proceso de desmantelamiento y carencias después de la caída del régimen comunista ruso.

Arocha tendrá la dura tarea de recuperar el transporte público y sobre todo el ferroviario, hoy por hoy desmantelado y muy necesario para el transporte de insumos y víveres a los diferentes rincones de la isla.

En el ministerio de Azúcar, el principal insumo producido en Cuba, dejó su puesto por decisión propia tras varios errores cometidos Luis Manuel Ávila y se nombró como su sucesor Orlando Celso García Ramírez, un Ingeniero Químico de 53 años y vinculado a la industria azucarera desde hace más de treinta, que tendrá que vérselas con otro sector de la economía cubana prácticamente quebrado.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies