Francia e Italia bajo la mira de Bruselas

De acuerdo a los acontecimientos de las últimas semanas, se podría suponer que además de Grecia, que es el epicentro del terremoto económico que azota a toda la Unión Europea, España y Portugal eran los otros países que estaban principalmente bajo la estricta vigilancia del Comisariato europeo de Asuntos Económicos y Monetarios en estos momentos de un cierto recrudecimiento de la crisis global al menos en territorio europeo y por motivos muy distintos a los de la crisis primitiva.

Pero Olli Rehn, el Comisario europeo, apuntó en las últimas horas a Italia y Francia como dos de las naciones miembros que también deberán hacer grandes esfuerzos de saneamiento de sus presupuestos al igual que los países de la península ibérica.

En el caso particular de Italia, tiene en estos momentos una muy elevada deuda pública y es esa la razón por la que debe intensificar su tarea en materia de consolidación presupuestaria, de acuerdo a declaraciones que hizo Rehn al diario “Les Echos”.

El gobierno de Berlusconi está haciendo esfuerzos por disminuir el abultado déficit público de los últimos meses, pero al parecer las cuentas todavía no cierran como debieran.

Y en lo que respecta a los franceses, éstos también deben apurar su consolidación económica. Este es el pensamiento de Rehn para luego afirmar que el reciente anuncio que hizo público el primer ministro de Francia François Fillon sobre la decisión de la administración de Nicolas Sarkozy de congelar los gastos públicos es una medida “que va en la dirección correcta”.

En líneas generales, el Comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios parece ser un convencido de que todos los miembros de la Unión Europea deben asumir las responsabilidades que les corresponden en estos momentos claves sin dilación y de la forma más correcta posible.

España y Portugal ya anunciaron medidas adicionales de ajuste fiscal que van a ser analizadas el próximo 18 de mayo en la reunión del Ecofin, es decir el Consejo de ministros de economía y finanzas de la UE.

Ya el gobierno de España anunció hace un par de días su decisión de aumentar en un 0,5% del PIB la reducción del gasto público.

En el caso de Portugal, la administración del socialista José Sócrates fijo como meta para este año llevar el déficit fiscal a menos del 8,3% del PIB portugués.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies