Zapatero intentará un ahorro extra de 15.000 millones de euros

El presidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, “enfrentó” el miércoles pasado al Congreso de su país para anunciar una serie de medidas cuanto menos polémicas pera reducir el gran déficit público que presentan las cuentas del país y lo pone en la lupa de todos los organismos financieros internacionales.

Entre las principales medidas anunciadas figuran una reducción promedio del 5% de los salarios de los funcionarios públicos y su congelamiento durante el 2.011, el congelamiento de las pensiones el próximo ejercicio, la supresión de los 2.500 euros de ayuda por nacimiento (conocido en España como “cheque bebé«) desde el año próximo, y otras que causaron más malestar que satisfacción a los congresistas, hasta completar un total de nueve medidas.

Estas medidas se completan con una caída del sueldo de los integrantes del Gobierno del 15%, recortes en la inversión pública y la ayuda al desarrollo.

Con este paquete de “shock”, la administración central espera reducir cinco puntos el déficit del PIB de aquí a diciembre de este año.
Sin haberlo anunciado explícitamente, dejó la puerta abierta a futuras subidas de impuestos a las rentas más altas.

Con la reducción de los sueldos de los funcionarios públicos se espera obtener un ahorro de 4.000 millones de euros. Esta reducción no va a ser igual parta todos, sino que será proporcional a los ingresos, por lo que los salarios más altos se verán más afectados que aquellos más bajos.

La reducción de los salarios de los miembros del Gobierno aportará, siempre según los cálculos gubernamentales, otros 2.400 millones de ahorro.

1.500 millones de euros esperan obtenerse en el transcurso del 2.011 de la suspensión “temporal” de la revalorización de las pensiones.
Cambios en el régimen jubilatorio también aportarán ahorros a las arcas del Gobierno, al volver a las condiciones jubilatorias aprobadas en el 2.007.

La eliminación del “Cheque bebe” desde el primero de enero proveerá a las arcas del gobierno 1.500 millones de euros adicionales.

Habrá cambios en la Ley de medicamentos destinados a optimizar el gasto del gobierno en los medicamentos de los planes sociales.

En la Ley de Dependencia, uno de los puntos fuertes del gabinete de Zapatero, se elimina la retroactividad en el cobro de la prestación.

600 millones de euros saldrán de la reducción entre 2.010 y 2.011de la oficial al desarrollo, a pesar de lo cual España sigue siendo el sexto país en el mundo en materia de ayuda de esta índole.

Finalmente, entre reducción de la inversión pública y ayudas a las comunidades autónomas, se espera reducir el gasto otros 1.645 millones de euros.

Se verá sobre la marcha si estas medidas producen el efecto deseado, aunque la oposición y muchos congresales del oficialismo son bastante escépticos al respecto.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies